Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

суббота, 22 марта 2014 г.

GAZETA 65. Febrero 2014. Artículo 4. PERSONAJE DEL MES. Alexis Castro, la voz clara del Occidente


Alexis Castro es egresado de la Universidad Estatal de Leningrado (ahora – San Petersburgo), periodista, editor de “El Occidente”, periódico que abarca las regiones occidentales de la zona central de Costa Rica: Palmares, Naranjo, San Ramón, Grecia, Atenas y Zarcero. 
El objetivo principal de este es darles a los habitantes de estas regiones la información verídica y de calidad, unirlos con el resto de Costa Rica y reforzar la sociedad democrática.

Alexis Castro se graduó de la Universidad Estatal de Leningrado, en 1990 y se instaló en su ciudad natal, San Ramón.  De sus ventanas se abre una vista de lujo de las montañas y jardines de esta región montañosa.  San Ramón es una ciudad universitaria, de poetas, maestros, e intelectuales.

-  Alexis, cuando estábamos por comenzar a publicar la “Gazeta Rusa”, en aquel entonces llamada “U samovara”, hemos contado con usted y sus valiosos consejos  profesionales.  ¿Cuándo comenzó a publicar su periódico?

-  Me gradué de la Universidad Estatal de Leningrado (ahora San Petersburgo) en 1990 y en diciembre del 1994 comencé a publicar mi periódico “El Occidente”,   por lo que ya tiene 19 años.  Al principio fue muy difícil hacerse el camino en el mercado local, aunque una edición local como esta es sumamente útil para la gente, es un medio de información concentrado precisamente en las necesidades de nuestra zona, algo alejada de las ciudades más grandes del país.  Pero un periódico no es tan vital como el pan, por eso no todos están dispuestos a gastar ₡ 300.  También fue muy importante buscar publicidad comercial para el financiamiento del periódico y en los primeros años tuvimos que contratar dos personas asalariadas para este propósito.  Poco a poco levantamos la cabeza.  El periódico logró un gran éxito entre la población porque les daba una información verídica y consecuente, sin crónica policiaca escandalosa, sin llevar el temor a la gente, ni tampoco el “amarillismo”.  Era sumamente necesario crear un periódico como ese en San Ramón y alrededores porque nuestra zona es famosa por su gente intelectual; en el siglo 19 era zona de “exclusión”: aquí enviaban al destierro a personalidades non gratas para el gobierno, los que “pecaban” de puntos de vista no tradicionales o radicales.  Aún en 1883 aquí fue creado el primer periódico regional del país, “El Ramonense”.  Por eso el tema histórico es una rúbrica obligatoria en nuestro periódico.  En cada edición escribimos sobre algún representante destacado de nuestra y de otras ciudades de la zona.  En el trabajo tratamos de seguir el legado de Julián Volio, entonces  ministro de educación, quien en los años 60 del siglo 19 -debido a intrigas políticas -cayó en desgracia y se instaló en San Ramón donde se ocupó de enseñar  derecho.  En el 1961 le otorgaron el título póstumo de Benemérito de la Patria.   Ahora nuestro periódico se publica con 24 páginas con un tiraje de 7 000 copias y se distribuye por 150 puntos: bazares, pulperías, panaderías, talleres.  Para la distribución, contratamos cinco personas.

-  ¿Quién más entra en el grupo editorial?

-  Tenemos un grupo de 24 personas, aunque la mayoría son corresponsales colaboradores.  Sólo dos periodistas profesionales están en la nómina: Elizabeth Borelly y yo, en calidad del editor.  Gran variedad de personas nos escriben artículos: historiadores, abogados, escultores, sociólogos, educadores…

-  Alexis ¿y por qué usted decidió ser periodista?

-  Al principio estudiaba filosofía en la Universidad de Costa Rica.  Cuando se presentó la oportunidad de ir a estudiar en la Unión Soviética, me dieron la beca en la misma carrera, pero al terminar la facultad preparatoria, no quise irme a Belgorod, que era donde me iban a mandar, así que solicité el traslado en la dirección para la ciudad de Leningrado.  Con todo eso tuve que cambiar de carrera, pero no me arrepiento en absoluto.  En esa ciudad recibí una magnífica educación humanitaria, llegué a dominar la lengua rusa bastante bien y leí gran cantidad de literatura rusa y soviética.  Hasta ahora me gusta leer mucho y acabo de volver a leer Anna Karénina de León Tolstoi.  San Petersburgo es la capital cultural de Rusia.  Allá vive gente de muy alto nivel de educación y trabajan  los mejores profesores del país.  No pierdo contacto con mis amigos rusos.

-  Usted fue a San Petersburgo al Encuentro de los egresados en 2007…

-  Sí, fue un viaje inolvidable!  Encontrarme de nuevo en el “Alma Mater” después de 17 años, caminar por esos pasillos, entrar en las aulas y auditorios, sentarme en el mismo pupitre… ¡Me sentí de nuevo un jovencito de 20 años! Me reuní con los compañeros de la carrera, di vueltas por la ciudad.  Allá mismo me contactaron los cineastas de “Lennauchfilm” que tenían interés en Costa Rica y querían hacer una película sobre ésta.  Vinieron en el diciembre del mismo año.

- Me acuerdo muy bien que esta delegación fue encabezada por Alexey Khovanov, Jefe del Centro de Colaboración con los Países de América Latina de San Petersburgo.  Aquí firmó el acuerdo con Plutarco Hernández de crear la Asociación Promotora de Comercio, Turismo y Cultura Rusa-Costarricense.

-  Sí, me filmaron para una de las escenas de la película “Russkaya Costa Rica” (Costa Rica Rusa) cuyo tema principal fue la riqueza cultural y diferencias entre los habitantes de Costa Rica y Rusia y de otro lado, los valores universales que unen nuestros pueblos.  También acompañé al  grupo en la gira a La Fortuna, población que está al pie del volcán Arenal.  Les ayudé, con colaboración del Instituto Costarricense de Turismo, a encontrar hospedaje de precio cómodo y a visitar los lugares de interés de la zona, siendo el más importante de ellos el de las aguas termales.  Fue muy interesante y enriquecedor compartir un tiempo con los cineastas rusos.  Lamentablemente no pude viajar más con ellos ya que tenían un horario de trabajo muy intenso, y yo también estaba ocupado con mis quehaceres.  Después de que la película ya estaba lista pude verla, me encantó.  Como el grupo viajaba principalmente por zonas alejadas del país, mostraron más que nada una Costa Rica campesina, la población afrocaribeña de Limón y los indígenas en la frontera con Panamá.  Algunos de nuestros compatriotas estaban inconformes porque la atención principal no fue puesta en el típico costarricense blanco de la zona central del país.  Pero ya se han filmado muchas películas “típicas” como esas, por eso los petersburguenses decidieron mostrar algo más exótico e interesante para el espectador ruso.

- ¿Qué le parece más atractivo y más difícil en la profesión de periodista?

- Lo más interesante es poder servir a la comunidad, dejar un legado cultural en la historia.  Es un trabajo muy noble y gratificante porque podemos hablar de cosas importantes, analizar la realidad de la región, por medio de nuestros artículos participar en el desarrollo cultural de la población, fortalecer el pensamiento democrático y respeto por todos sin excepción representantes de estratos sociales, razas, religiones y orientación sexual.  Lo más difícil en nuestro trabajo es lograr información verídica, ya que la gente siempre tiende de contar sólo lo que le interesa y es de provecho.  Le cuentan a uno sólo la mitad de la verdad y a veces, una completa mentira.  Pero cuando uno comienza a cuestionarlos, “sacan las uñas” y tratan de manipular.  Nuestro periódico no pertenece a ninguna corriente política, ni religiosa y estamos abiertos a una gran variedad de opiniones y puntos de vista.  Los empresarios locales nos pagan por la publicidad comercial, pero no tenemos patrocinadores grandes a quienes debamos rendir cuentas, por eso estamos orgullosos de ser independientes.  Muchas veces el deseo de llevar información objetiva al lector prevalece ante todas las demás razones.  Es verdad que incide en el lado económico.  Ahora nuestro periódico no nos trae muchas ganancias y yo, el editor, tengo que hacer negocios por otro lado para poder mantener la familia.  Además, hace un año en la región apareció un periódico más que es de mal gusto, el que publica fotos  de mujeres escasas de ropa y nos hace la competencia.  Lamentablemente, entre la población siempre hay amantes de este tipo de ediciones…

-  ¿No han pensado en publicar su periódico sólo en Internet, como lo hicieron otros periódicos, por ejemplo “The Tico Times”?

-  Tenemos nuestro sitio: www.el-occidente.net , en verdad que me gustaría renovarlo y hacerlo más vistoso e interesante.  Pero la versión digital por el momento es accesorio para nosotros.  También he pensado en ampliar el temario del periódico, no limitarnos a sólo temas de la zona e introducir algo de los temas internacionales.  Por ejemplo ahora, cuando todo el mundo está preocupado por los acontecimientos en Ucrania.  Eso sería interesante para el lector.

-  Alexis, después de su viaje a Rusia usted escribió para nuestra Gazeta Rusa un artículo muy interesante: “Rusia, un país y dos puntos de vista”.  ¿No le gustaría colaborar de nuevo con algún material?  Por ejemplo, analizar los resultados de las elecciones presidenciales del abril futuro?

-  Está bien, pensaré en su proposición.  Creo que sería posible.  

Alexis Castro Carvajal en la reunión del Consejo Administrativo de "Coopemedios"


Комментариев нет:

Отправить комментарий