Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

вторник, 6 марта 2012 г.

GAZETA # 41. Enero 2012. Artículo 3. Personaje del mes. Yuri Vladimirovich Khlébnikov. Por qué se desintegró la Unión Soviética – la opinión de un testigo


Y.V. Khlébnikov, consejero de la Embajada de la Federación Rusa en Costa Rica, nació y creció en Lituania, en una familia internacional: su padre es ruso y su madre, lituana.  Como resultado de los acontecimientos de los años 90, él con toda su familia, al igual que muchos miles ciudadanos soviéticos, tuvo que abandonar su tierra natal, dejar su trabajo, amigos, toda su vida anterior y acomodarse en Rusia.  Él cree que la desintegración de la Unión Soviética no fue un hecho natural ni inevitable, como muchos quieren presentarlo ahora. Recordando los acontecimientos de los años 1990-1991 en Vilnius, de los que fue testigo, invita a los  lectores a sacar  sus propias conclusiones.

En ediciones anteriores de la Gazeta Rusa hemos planteado el tema sobre los acontecimientos de hace 20 años.  La “perestroika” de Gorbachov, la desintegración de la Unión Soviética y el cambio del sistema socio-económico, afectaron en grande a todos y a cada uno de los habitantes de nuestra patria, aún a nosotros que vivimos lejos de sus fronteras.  Tratando de comprender más profundamente la esencia de aquellos acontecimientos, hemos acudido al consejero de la Embajada de la Federación Rusa en Costa Rica Yuri Vladimirovich Khlébnikov para que nos cuente sobre aquellos días cuando vivía en Lituania donde fue testigo presencial de muchos acontecimientos importantes.

-  Señor Khlébnikov, explíquenos el  por qué usted no está de acuerdo con la opinión oficial de que la desintegración de la Unión Soviética fue “inevitable”.

-  Creo, y es mi opinión personal, que los lituanos – no sé, si otros pueblos de la URSS – no tenían razones objetivas para separarse de la Unión Soviética.  Siempre tuvieron un estilo de vida acaudalado y tranquilo, todos tenían automóviles, viajaban por buenos caminos, había abundancia de alimentos de muy alta calidad y no se observaba ningún ambiente de tensión.  Cuando joven, viajaba con estudiantes por los pueblos lituanos para colaborar en construcciones, y lo vi con mis propios ojos.  La república gozaba de un financiamiento voluminoso por parte del presupuesto estatal soviético para construir gigantescos puertos y fábricas de maquinaria industrial así como objetos de energética (con sólo mencionar la Estación Electro-Atómica de Ignalina) para mecanizar el trabajo agrario. Ni la cultura nacional ni tampoco la lengua lituana sufrían discriminación alguna, ya que el 90% de todos los medios de comunicación se publicaban en  idioma lituano y  había gran cantidad de escuelas, colegios y universidades nacionales donde la ciencia nacional se desarrollaba bien.  Soy mitad lituano y nunca sentí discriminación alguna ni hostilidad entre las naciones.

 
Cómo vivía su familia en tiempos de la Unión Soviética?

-  Ahora los nacionalistas lituanos llaman a Rusia  “ocupante” y consideran que en el año 1940 la URSS invadió a los Países Bálticos, olvidándose (ya que es más fácil para ellos) que existía el Acuerdo entre la URSS y la República Lituana sobre la anexión de esta última con fecha 3 de agosto de 1940.  En aquel año una delegación de los diputados del Sejm de la República Independiente de Lituania, encabezado por el Presidente Y. Paletskis, fue a Moscú, y no hay testimonio histórico alguno de que este acuerdo se firmase, como dicen, “bajo amenaza de una ametralladora”.  Es cierto que en territorio de Lituania, en los años soviéticos,  se instalaron tropas militares de la URSS, igual que en todo el territorio de la Unión Soviética. Pero los  rusos no se portaban como invasores, ¡mi padre no fue un invasor!  Fue oriundo de la región de Kírov y  peleaba en el frente de la Gran Guerra Patria.  Al final de la guerra fue herido en Prusia del Este y lo mandaron al hospital en la ciudad de Kaunas.  Ya al final de su servicio militar uno de sus compañeros lituanos le ofreció traer a su madre y su hermana a Lituania y hospedarlos  en su casa grande en la ciudad de Kaunas…. la gente antes era más sincera y tenía buen corazón.  Después mi padre consiguió empleo en una fábrica donde reparaba motores, conoció y se casó con mi madre, lituana.  Después de la guerra muchos profesionales rusos llegaron a la república provenientes  de todos los rincones de la URSS, para construir puertos, carreteras y fábricas, ¿acaso los invasores se portan así?  En esos tiempos, los planes estatales fueron dirigidos hacia el desarrollo armónico de todas las ramas de industria y agricultura.  Sí, es cierto que por culpa de la poca atención a la producción de artículos de consumo diario y precios muy bajos y accesibles, había muchas filas para comprar buen calzado así como había deficiencias en ropa de moda, cosméticos y modernos electrodomésticos.  Fue una  lástima que los gobernantes del país dejaron todo eso sin cuidado durante muchos años.  Pero ahora, cuando Lituania se hizo miembro de la Unión Europea, le exigen que reduzca la producción agrícola ya que existe fuerte competencia por parte de España y Portugal…  Y es muy triste porque Lituania siempre ha sido el granero de los países Bálticos y sus ejemplares granjas colectivas y estatales fueron famosas en todo el país.

-  ¿Qué pasó en los años 1990-1991? Por qué Lituania fue la primera república que se declaró independiente de la Unión Soviética?

-  Estoy totalmente convencido de que todo aquello fue bien planeado, financiado y provocado con habilidad, por fuerzas ajenas que encendieron la enemistad internacional, además estos procesos comenzaron en el año 1987 simultáneamente en las tres repúblicas bálticas: Estonia, Letonia y Lituania.  Con la llegada al poder de M. Gorbachov y la declaración de la política de transparencia en el país, comenzó el movimiento de los intelectuales por la pureza del idioma, el cual después creció y se transformó en la reinterpretación de los acontecimientos históricos, las revelaciones de deportaciones y represiones en los tiempos de Stalin (acaso los lituanos fueron los únicos que sufrieron de represiones en aquellos tiempos?).  Después empezaron las exigencias de independencia económica por parte de las repúblicas de la Unión Soviética.   Fue creada la organización pública “Sajudis” (“Movimiento”) como apoyo a la perestroika en Lituania.   Se realizaron congresos, mítines y manifestaciones con muchos miles de participantes, las calles y las plazas fueron renombrados y se eliminaba todo lo que tenía conexión con el periodo soviético en Lituania.  Tampoco se salvaron los monumentos de los combatientes salvadores soviéticos.  Todo este guión ya fue realizado antes con gran éxito en Polonia donde “Solidaridad” conquistó el poder.  La desestabilización de las bases estatales se estaba llevando a cabo de manera impune bajo la consigna del “apoyo a la perestroika”, y eso  desorientó a Gorbachov.  Poco a poco comenzaron a aparecer las viejas banderas lituanas a la par de las banderas soviéticas y después células locales del nuevo poder, grupos de seguridad con brazaletes verdes.  Por ejemplo, con la tolerancia de las autoridades centrales de la URSS, Lituania creó su propio Ministerio de Seguridad Nacional, el Departamento de Seguridad Estatal, etc., etc.  ¿Puede el estimado lector imaginar algo por el estilo, por ejemplo, en uno de los estados de los Estados Unidos de América?  ¿Cuál sería la suerte del gobernador de este estado?  Y es que en aquellos tiempos, existía una verdadera dualidad de poder en la república.  Vi con mis propios ojos que de repente, por las calles comenzaron a andar unos muchachos fuertes, armados con rifles de cacería, y con cintas de cartuchos al pecho.

En grandes fábricas de Vilnius y Klaipeda, donde la mayoría de los obreros eran rusos, polacos y bielorrusos, la gente entendió rápidamente que la meta era la separación.  En seguida comenzaron a formarse grupos de milicia voluntaria y apareció un movimiento socialista apoyando la perestroika “Yedinstvo-Venybe-Jednoscz” (“unidad” en ruso, lituano y polaco).  Por dicha, la situación no derivó en abiertos enfrentamientos políticos, pero la tensión crecía.  En este tiempo en la radio y la televisión se trasmitía una frenética campaña contra los “invasores rusos”, y comenzaron a presentar a la Unión Soviética como el “enemigo del pueblo Lituano”.  El gobierno legítimo de la República Soviética Socialista de Lituania y los órganos competentes enviaban al Kremlin una gran cantidad de documentos convincentes sobre el desarrollo de la situación, esperando algunas acciones de respuesta por parte del gobierno de la Unión, pero M. Gorbachov estaba inactivo.  Personalmente creo que  gran parte de culpa por la desintegración de la URSS recae  precisamente en él como jefe del gobierno soviético.   Y yo no soy el único en pensar así.  Sólo llegó a Lituania cuando el Partido Comunista local declaró su separación del Partido Comunista de la Unión Soviética, pero ya no se pudo hacer nada y se fue infame sin nada.  El poder central de la URSS en este tiempo ya estaba muy debilitado.


 Al final de cuentas, en la asamblea del Soviet Supremo de la República Socialista Soviética de Lituania, que estaba a favor de la Sajudis, el 11 de marzo del 1990  se aprobó el Acta de Independencia de Lituania.  Y la culminación fueron los acontecimientos de enero del 1991 cuando las autoridades de la Unión al fin exigieron la anulación de todas las actas anticonstitucionales y el restablecimiento de las funciones de la Constitución Soviética;  a Lituania fueron enviados los combatientes de la subdivisión especial “Alfa” y otras unidades militares.   El 13 de enero del 1991 durante el asalto a la torre de la televisión, 15 personas indefensas fueron muertas y más de 600 heridas.  Hasta ahora se creía, y lo que siempre los medios “democráticos” de comunicación de Rusia se apuraban de enfatizar, que esta gente fue víctima del ataque de las tropas soviéticas.  Sin embargo en aquel tiempo, al igual que ahora, los jefes militares aseguran que los soldados soviéticos y los tanques estaban armados con cartuchos de fogueo y “petardos”.  El politólogo lituano,  líder del Frente Popular Socialista, Alguirdas Paleckis anunció hace poco que tenía datos verídicos–un extracto del examen pericial médica forense- donde  se demuestra que muchas heridas mortales fueron provocadas por disparos dirigidos con  trayecto de arriba hacia abajo, y esto significa que se disparaban balas desde las ventanas de los edificios que rodeaban la plaza, y ahí no había soldados soviéticos.  Además, en los cuerpos de los fallecidos fueron encontradas balas de cacería de muy pequeño calibre, y estos tampoco se utilizaban en el ejército soviético.  Según él, nos toca investigar el asunto para entender quién fue el que mató a esta gente hace 21 años, y es posible que habría que admitir que “los suyos disparaban contra los suyos”.   http://www.regnum.ru/news

-  Los ideólogos de occidente saludaron la separación de las repúblicas soviéticas de Rusia como la “liberación de los pueblos del yugo ruso”.  ¿Está de acuerdo con esta opinión?

-  De ninguna manera.  Es posible que las repúblicas grandes, como Ucrania y Bielorrusia, lograron más o menos arreglar su economía, pero los países pequeños del Báltico, incluyendo Lituania, resultaron en una situación deplorable: no tienen grandes recursos naturales, como Rusia, ni petróleo, ni gas.  De las grandes fábricas de la industria de maquinaria y radioelectrónica, que en tiempos soviéticos producían aparatos de altísima calidad, ahora no funciona ni una sola, porque las transformaron en bodegas o usan algunos talleres para producir, por ejemplo, apagadores y enchufes eléctricos y otros productos similares de “alta” tecnología.  Muchos profesionales rusos pronto se fueron del país porque no soportaron moralmente el ambiente del “auge nacional”.  Otros tenían que cambiar su profesión y aprender el comercio de ventas al menudeo o cualquier otro.  Así que no hay personal para dirigir estas fábricas, además sin las conexiones antiguas de cooperación, es inútil.  Hasta la agricultura, como dije, está en completo abandono  y la Unión Europea les hace donaciones a los finqueros para que reduzcan su producción.  Los viejos tractores soviéticos están descompuestos porque no hay repuestos, cubiertos de hierbas crecidas hasta el techo, y la principal fuerza laboral en el campo ahora es… ¡el caballo! Como lo era antes de la guerra, en la Lituania independiente antigua!  Muchas parcelas están vacías: han repartido la tierra entre los descendientes de sus antiguos dueños , pero la gran mayoría ya hace tiempo se convirtieron en ciudadanos urbanos y no desean practicar la difícil labor agrícola, esperando que alguien tome estas tierras en alquiler.  Además, desde el fin del año 2011 en Lituania también comenzó la crisis bancaria, y como resultado, los bancos nacionales ahora son completamente dependientes de los bancos de los países escandinavos.  http://www.regnum.ru/news

Lituania no puede considerarse un país neutral en relación con Rusia.  En realidad, no existen relaciones normales, los gobernantes actuales usan cualquier pretexto para empezar un conflicto.  Por ejemplo, hace poco de nuevo salieron con la demanda de una “compensación por la invasión”.  La situación económica del país es tan difícil que la mitad de la población –especialmente la gente joven- ha emigrado a Inglaterra, Alemania y otros países europeos, ya que en su propio país no encontraron empleo alguno.  Yo mismo encontré en Holanda una joven de Riga, donde estaba buscando clientes en una calle de la “zona roja”…  Y yo tuve que abandonar Lituania también, en el año 1992, dejar mis amigos, el trabajo, toda mi vida anterior;  ahora vivo en Kaliningrado.  Creo que los millones de  ciudadanos soviéticos sufrieron de este “divorcio”, los únicos que ganaron son las élites nacionalistas y sus sirvientes.  Sin duda alguna, los acontecimientos de los años 90 cortaron los corazones de muchos compatriotas míos, como si fuera un terrible bache de arado.   
 

Комментариев нет:

Отправить комментарий