Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

вторник, 6 марта 2012 г.

GAZETA # 42. Febrero 2012. Artículo 6. Personaje del mes. PERIODISTA-PSICÓLOGO MANRIQUE VINDAS



Manrique Vindas es egresado de la Universidad Estatal de Bielorrusia, poseedor de un título con excelencia en la especialidad de “periodismo internacional audiovisual”, habla cuatro idiomas.  Le tocó estudiar también en la Universidad de Florida (Estados Unidos).  Tanto en sus años de estudiante como después de graduarse viajaba mucho por el mundo, visitó muchos países en diferentes continentes y llegó a la conclusión, que a pesar de sus diferencias lingüísticas, religiosas y culturales, todas las personas en el mundo quieren lo mismo: vivir en paz, ganar dinero, crear sus hijos, ascender en su carrera profesional.  En su vida escribió muchos artículos, informó los lectores sobre las noticias recientes y acontecimientos en el mundo.  En los últimos años se dedica a periodismo científico.  Además, le interesa psicología; estudió en maestría y sueña en trabajar algún día como psicólogo, para ayudar la gente que sufre resolver sus conflictos internos y así obtener la paz y felicidad.

Manrique estudió en Minsk en los años 1983-1989 y logró graduarse precisamente antes de que se desintegrara la Unión Soviética.  Aprovechó su estadía en otro continente como nadie: en vacaciones viajó por toda Europa, hasta visitó África y el Medio Oriente.  Al regresar, siguió el camino por el continente Americano.  Manrique contó para “Gazeta Rusa” sobre sus estudios, los viajes y el trabajo en los medios de comunicación de Costa Rica.

-  Cuente por favor, sobre el periodo de su vida en Bielorrusia.

-  En Minsk hemos recibido la educación de muy alto nivel y amplio espectro, estudiamos muchas materias: literatura rusa e internacional, historia, geografía, política, economía.  Naturalmente, tuvimos que dominar bien el idioma ruso ya que escribíamos trabajos de la especialidad en esa lengua; también hemos dedicado muchas horas para la preparación técnica.  Además de la profesión, también hemos conocido la gente de todos los rincones del globo terráqueo, con sus diferentes costumbres y culturas, hemos aprendido idiomas extranjeros.   


Ya que me tocó estudiar en Europa, aproveché la oportunidad y visité casi todos los países europeos, también fui a África del Norte y el Medio Oriente.

-  ¡Usted sí que viajó mucho siendo estudiante! ¿Sus padres probablemente le enviaban bastante dinero?

-  Sí, enviaban, pero no mucho.  Ganaba mi dinero trabajando en vacaciones.  Una vez conseguí empleo en Inglaterra en un hospital donde cuidaba ancianos.  ¡Me pasaba cualquier cosa fuera del país!  Una vez casi no regreso a Minsk ya que en Italia, me robaron el dinero y el pasaporte.  Pero no me desesperé y siempre logré pasar toda la ruta para ver los países: Yugoslavia, Checoslovaquia, Polonia.  En vez de pasaporte me dieron un salvoconducto con la foto.  Por dicha no perdí la visa soviética, así que pude regresar a la “casa” y seguir mis estudios.  En seis años de vivir en Bielorrusia ya sentí la república como mi casa, ya que nunca pude visitar Costa Rica en esto tiempo, por el alto costo del pasaje.  Pero las aventuras más interesantes me pasaron en Egipto.  Allá conocí a un camellero que por largo rato me trataba de convencer hacer un paseo por 250 dólares, al fin se cansó y bajó el precio hasta… $ 25!  De verdad, ¿cómo puedo yo, un pobre estudiante, tener tanta plata?!  Pero, ya que este día no había turistas ricos, él tuvo que darme el paseo por este precio “popular”.  La hora ya estaba en la tarde, pero siempre pudimos pasar por todas las pirámides y hasta echar un vistazo dentro de una tumba.  Y después el camellero se encariñó tanto conmigo que me invitó a su casa para tomar el té.  Vivía en una casita tan vieja que parecía que era de la misma edad que los faraones.    

 
En el mismo país hasta me convirtieron en un musulmán “de mentirillas”.  Entré en una mezquita por simple curiosidad y les recité, para alabarme, dos – tres estrofas del Corán (mi esposa marroquí me las enseñó), y estaban tan felices conmigo que me hicieron toda una ceremonia de acuerdo con su religión.  Hasta el día que me retirara del país, cada mañana antes del amanecer me obligaban rezar.  Me interesó la cultura árabe, pero en realidad, no me cambié de religión, siempre me quedé católico.  Después de terminar los estudios ya no pude viajar tanto, y en los últimos años viajo principalmente por el Continente Americano: estudié en los Estados Unidos, también fui a varios simposios en Panamá, Honduras, México, Argentina, Guatemala y Uruguay.  Además por negocios visité Japón y Corea del Sur.

-  ¿Cómo se formó su carrera profesional?

-  Al regresar a Costa Rica muy rápidamente encontré el empleo en el Canal 19 de televisión.  Me ayudó una eventualidad increíble.  Aún antes de graduarme, cuando fuimos a Moscú Sophía y yo, estábamos tomando café en un restaurante, y a la par de nosotros resultó un tico.  Al saber que éramos estudiantes de periodismo, nos contó sobre un grupo de televisión de Costa Rica que estaba en estos días en la Universidad de Amistad de los Pueblos.   Fuimos allá y los conocimos, resultó el director del Canal 19 Antonio García.  “Apenas se gradúen lleguen al canal, les ayudaré con el trabajo”.  A unos cuantos meses ya hemos venido a Costa Rica, pero al principio quise ambientarme un poco en el país, así que no me atreví llamar a la televisión.  Y cuando al fin llamé, señor García se puso muy feliz y de una vez me dio el empleo.  Me transformé en un reportero, viajaba por todo el país recogiendo noticias.   A unos cuantos meses a Costa Rica llegó un grupo de televisión de Moscú, y los acompañé en sus viajes como el guía y traductor.  Se interesaron por nuestra familia internacional y también nos metieron en su reportaje que llamaron “Increíble Costa Rica”.  Fue el primer programa sobre Costa Rica que descubrió nuestro país a los rusos.  Cuando en el año 90 la pasaron en la televisión, mis amigos de Bielorrusia empezaron a llamarme.  Era muy bonito.  Sentíamos que se instalaban los “puentes” entre los continentes, los que antes estaban separados por un gran océano.

Después trabajé en el Canal 4, también en noticias, y más tarde, como un “free lance” para las cadenas internacionales de noticias.  Me capacité aún más en periodismo cuando estudié en la Universidad Internacional de Florida, y después trabajé en política como asesor en campañas preelectorales de los presidentes, no sólo en Costa Rica sino también en Honduras y Guatemala.  Los últimos años trabajo en la Universidad de Costa Rica, en la Unidad de Promoción de la Vicerrectoría de Investigación.  Me dedico a la popularización de las ciencias: escribo para la revista de la universidad, para el sitio web (http://www.vinv.ucr. ac.cr/) y para la radio “Universidad”.  Adjunto a la Universidad funcionan 50 institutos científicos que realizar investigaciones en diversas áreas de ciencias.  Siempre me gustaban ciencias naturales y admiro muchos científicos abnegados de los que me agrada escribir mucho más que de los políticos.  En el último año nuestra universidad ascendió en el “Ranking Web de Universidades en el Mundo (Webometrics)” del puesto 492 al 403 según la cantidad de documentos publicados y la calidad de su trabajo científico y la popularización. (http://www.webometrics.info/top12000_ es.asp). La última investigación sobre cual escribí, fue sobre la causa de muertes de los delfines.  Los científicos hace tiempo están tratando de hallar las causas de por qué los animales cetáceos a menudo se encallan en la costa como si queriendo suicidarse.  Edgardo Moreno investigó unos cuantos delfines de estos y encontró en su cuerpo presencia de la bacteria de brucelosis.  El científico hizo la conclusión, la que todavía necesita comprobación, que la infección daña su sistema nervioso y la orientación del animal.

Hace varios años aprendí una nueva profesión, la psicología.  Me gradué de la Maestría en la Universidad Centroamericano de Ciencias Sociales.  Después de retirarme de la UCR pienso en trabajar como psicólogo clínico y ayudar a la gente resolver sus problemas internos y llegar al equilibrio psicológico.  Y ahora los conocimientos en psicología me ayudan entender mejor las investigaciones en el campo de psicología, psiquiatría y estudios sociales y, naturalmente, a relatarlas con palabras sencillas para los lectores curiosos.  Por ejemplo, me atrajo especialmente una investigación que trataba de separación forzosa del padre y sus hijos como resultado de un divorcio.

-  Manrique, ¿qué puede decir sobre los medios de comunicación en Costa Rica?

-  Los medios de comunicación costarricenses son demasiado comerciales, tienen mucha libertad de acción y de palabra, pero no la usan.  Nos gustaría escuchar más cuestionamientos de los problemas agudos de la sociedad, denuncias de la corrupción de funcionarios públicos, de malversación de finanzas estatales.  Pero están sometidos a los intereses de los partidos políticos y de la élite en el poder.

-  ¿Y por qué no escriben casi nada sobre Rusia?  Por ejemplo, sobre la visita del vicecanciller Ryabkov que se realizó hace poco?  Nuestra embajada asegura que siempre invita a las actividades importantes la prensa nacional, igual que la televisión.  Pero no llegan…

-  En primer lugar, están demasiado concentrados en los Estados Unidos.  Tanto televisión como el cine aquí están llenos de Hollywood, y en los periódicos hay muchos artículos copiados de los medios norteamericanos.  Aquí conocen poco a Rusia por eso consideran este tema poco importante y poco interesante.  La mayoría de los periodistas nacionales nunca han viajado fuera de América y no se imaginan que existan otros países y otras culturas.  Aquí no hay televisión rusa y es un caso muy raro ver una película rusa en el cine.  En el Internet tampoco hay mucha información sobre Rusia en el idiomas español todavía.  Es necesario darles a los costarricenses la oportunidad de conocer más cosas sobre Rusia, su historia, la cultura, la naturaleza y la gente.

También hay otro aspecto, político.  Creo que Rusia está haciendo un gran error al apoyar los tiranos como Moammar Gadhafi.  Tiene que demostrar al mundo que ahora ya es un país democrático y no pertenece al bloque socialista.  Las inclinaciones como esas la desacreditan evidentemente.  Y en general, es una lástima que Rusia en últimos años ha perdido su protagonismo, su influencia ideológica en el mundo.  Los políticos rusos prestan más atención a los problemas interiores que a la política exterior, y el país hasta ahora no supo posicionarse como, por ejemplo, los países de la Unión Europea o China.   Me considero amigo tanto de Rusia como de Bielorrusia, la que me dio la educación, y me duele el corazón por estos países, los quisiera ver de nuevo prósperos y líderes en el mundo.
 

Комментариев нет:

Отправить комментарий