Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

пятница, 6 июля 2012 г.

GAZETA # 44. Abril 2012. Artículo 3. PERSONAJE DEL MES. Una vida coherente o una persona sorprendente entre nosotros


Entrevista: Ekaterina Zamyshliáeva

Nuestro huésped de hoy es alguien, a quien sin temor a exagerar podríamos llamar héroe de nuestro tiempo. Su nombre es Pablo Gordienko. El apellido Gordienko en Costa Rica es bien conocido. Pónganle atención, ¡el mismo proviene de la palabra “ORGULLOSO”! Llevado por el torbellino de la historia, hallándose a merced del destino en Costa Rica, el abuelo de Pablo “cogió al toro por los cuernos” y no permitió que las circunstancias le ganaran la partida. Pável Gordienko supo sobrevivir en condiciones extrañas y dejó tras de sí una huella sobresaliente. Y su nieto no queda atrás en cuanto al calibre de su personalidad.

Habiendo crecido en las tierras costarricenses, Pablo reúne los mejores rasgos de sus ancestros de distintas nacionalidades. Pablo es audaz. No teme ni evade lo nuevo, haciendo lo que nadie antes de él ha hecho jamás. En su haber están residenciales, su propia reserva natural, un jardín botánico, plantaciones experimentales, tierras rescatadas y mucho más. Mientras haya gente como él, tanto esta tierra como el planeta tienen una oportunidad. ¡Pues, deseémosle éxito en todas las iniciativas que se proponga llevar a cabo!

Estamos en la casa de Pablo Gordienko. Su abuelo,  Pável Petróvich Gordienko, era oriundo de Krasnodar. Mas el mismo apellido se lo indica inequívocamente. Pável Petróvich fundó lo que hoy en día es la extendida familia de los Gordienko.

Todos ellos, siendo muy diferentes, han sido exitosos en las ramas en las que se han desempeñado. Hoy queremos conversar con Pablo acerca de su proyecto de reforestación, su jardín botánico privado, su pasión por el surfing, su amor por la naturaleza que deriva en acciones concretas. Porque si bien es cierto que la conciencia ecológica poco a poco está ganando terreno, en el caso de Pablo así ha sido su vida entera. Pablo vive coherentemente con sus convicciones y plasma su pasión en todo lo que hace.

Creador de la reserva natural Macao en Bijaguales, un jardín botánico propio, una plantación forestal experimental, un vivero; residencial Villa Real y muchos proyectos más, Pablo es un modelo y ejemplo de puesta en práctica de formas de vivir ecológicas, modernas, respetuosas y de bajo impacto para la naturaleza. Todo lo que hay en la finca ha sido creado con los materiales producidos en ella. El albergue y las cabañas están construidos con la madera producida en la finca. Por supuesto, el proyecto tiene previsto un sistema de reciclaje de agua. Hasta la electricidad en el lugar es propia, producida con paneles solares.

Esto es así no solo en la reserva, sino también en la casa de Pablo. Todo, comenzando por las luces y terminando con los muebles, sigue esta línea respetuosa hacía la naturaleza. Y la culminación de todo es un árbol de Guanacaste, cuyas raíces están insertadas en la sala de la casa.

Sin duda, la experiencia de Pablo es tan interesante y valiosa, que sencillamente sería un pecado no compartirla con la gente. 

-  Cuente un poquito, Pablo, cómo llegó su abuelo acá. ¿Cómo sucedió eso?

-  Mi abuelo paterno llegó a Costa Rica desde Yugoeslavia. Estando en la isla de Krk,  él conoció  a la familia Orlich. El señor Orlich lo invitó a trabajar en Costa Rica, mi abuelo aceptó la invitación y vino a la ciudad de San Ramón.

-  Habiendo nacido en 1904, al momento de la revolución en 1917, él apenas tenía 13 años. ¿Habrá participado él en la guerra civil a pesar de su corta edad?

-  Efectivamente, cuando se dio la revolución, él era todavía un adolescente. No obstante su corta edad, él participó en la guerra civil. Sé que su padre era médico y la madre, probablemente, era ama de casa. No sabemos nada acerca de las circunstancias de las vidas de ellos en Rusia, ni nada acerca de su salida forzosa del país.

-  ¿A qué se dedicó él en Yugoeslavia?

-  Hasta donde sé, él estaba trabajando en un molino en la isla de Krk de la que provienen los Orlich.

-  ¿Cómo fue la historia de su asentamiento aquí?

-  Él vino a trabajar para la familia Orlich, que tenía fincas grandes de café en San Ramón. Según cuenta la leyenda familiar, él se casó con la hija de los  Orlich. Aparentemente, esto les provocó un gran disgusto, así que él se fue de ahí y estableció su empresa en Atenas. Ahí él sembró arroz y montó una fábrica de granos. En este lugar, en la Balsa de Atenas, también nació mi padre, quien ha sido el mayor de los cinco hermanos, quienes nacieron más tarde, cuando la familia regresó a vivir a San Ramón. En total ellos son cinco hermanos: dos mujeres y tres hombres. 
 
-  ¿Lo conoció Ud. personalmente?

-  Sí, aunque casi no lo recuerdo, porque era muy pequeño. Mi hermano mayor Andrei, quien fue su primer nieto, tiene muchos más recuerdos de él.

-  ¿Qué recuerdan de él? ¿Cómo era él?

-  Él era muy elegante y serio. Un porte muy militar para Costa Rica. Se le recuerda caminar por San José en vez de utilizar carro. Él fue siempre muy recto. Era de muy buen vestir y muy buen comer. Recuerdo que en su casa siempre había muy buena comida, arenques y frutas como las uvas y manzanas que la población costarricense normalmente no comía.

-  ¿Era importante para él esta parte: lo que se comiera, cómo se comiera, cómo se pusiera la mesa?

-  Muy importante. Él le daba una gran importancia a eso.

-  ¿Qué puede decir sobre su cultura de trabajo?

-  Muy trabajador. Muy esforzado.

-  ¿Cómo fue él con sus hijos?

-  Con los hijos él fue muy duro. Su esposa falleció a muy temprana edad, así que él se quedó solo con cinco niños que crear, razón por la que fue muy estricto con ellos. Los hijos eran de diferentes edades, siendo mi padre el mayor y el menor tenía en aquel entonces 10 años.

-  ¿Cómo hizo para sacarlos adelante?

-  Con la importadora de maquinaria. Le fue bien, tanto que a los dos mayores los mandó a estudiar a Canadá. Mi padre y mi tío Jorge estudiaron ahí en una universidad. Papá estudió arquitectura y mi tío Jorge ingeniería electrónica.

-  ¿Cómo se llaman ellos?
-
  Mi papá se llama Eugenio, luego sigue Jorge, el hermano menor es Vladimir y las mujeres se llaman Ksenia y Magda.
 Evgeni Gordienko

-  ¿Qué sacaron ellos de su parte rusa y croata?

-  Todos han sido muy trabajadores y muy esforzados, muy exitosos en las diferentes ramas en las que se han desempeñado. Mi padre como arquitecto construyó los puertos más importantes del país. Él se dedicó luego a la construcción. La Corte Suprema de Justicia es uno de sus trabajos. Mi tío Jorge retomó la importadora del abuelo. El menor Vladimir estudió medicina en Italia y se hizo médico. Él es un médico de vocación y con una gran conciencia social. Mi tía Ksenia es pintora y escultora, profesora universitaria, una gran artista. De mi tía Magda no sé mucho, mas sé que le gustaba el ballet.  

-  ¿Conserva alguno de los cinco hijos el ruso?  

-  Ninguno. Mi abuelo hablaba un excelente español y no se preocupó por transmitir el ruso a los hijos. Por algo se dice “lengua materna”, las madres se preocupan más por el idioma que hablen sus hijos.  

¿Atesora su padre los recuerdos familiares?

-  Sí, los atesora muchísimo, aunque no habla mucho al respecto.

-  ¿Fue parecido su papá a su abuelo?

-  Totalmente diferente. Papá llegó a ser el Secretario del Partido Liberación Nacional cuando Liberación Nacional de verdad era una socialdemocracia. Él es una persona muy social y mucho, mucho más balanceada. Cero autoritario. Infundía mucho respeto, pero no imponía.

-  ¿Fue en algún momento difícil ser hijo de dos representantes de culturas diferentes entre sí y diferentes las dos a la cultura del país en el que vive uno?

-  Nunca me sentí incómodo en lo más mínimo.

-  ¿Cómo escogió su profesión?

-  Mi abuela materna amaba las plantas. En su casa ella tenía una “enfermería de plantas”, las cuidaba y las intercambiaba, porque creía que en la casa no debía haber plantas feas. En la época seca pasábamos tres meses en la finca de la familia materna. Ahí anduvimos a caballo, nos bañábamos en una piscina. Ahí aprendí los nombres de los árboles; ahí también nació mi interés por la biología y la agricultura. Pensé que podía llegar a ser exitoso en este campo.

-  Por favor, hable de su pasión por el surfing. ¿Cómo nació?

-  Antes de montarme en la tabla y correr en ella, siempre anduve en patineta. Me gustaba ir al mar. Luego llegué a tener una tabla y con ella recorrí Costa Rica entera. Antes del boom de surfing. Era muy diferente en aquel entonces. Lo que hay hoy, era difícil de conseguir antes, desde la cera para tablas hasta los leashes o pitas como las llaman en el Perú. Las tablas en aquel tiempo eran más grandes y tenían una sola quilla. Luego  el diseño de las tablas cambió, se redujo el tamaño de ellas y las mismas llegaron a tener hasta cuatro quillas. Un número mayor de quillas permite maniobrar mejor la tabla.

-  ¿Cree Ud. que su modus operandi personal y profesional sea común para el costarricense promedio?

-  Siento en el caso particular mío que le pongo dedicación y empeño a las cosas. Y amor, mucho esfuerzo, me gusta terminar las cosas, llevarlas hasta el final y cada vez, paso a paso, mejorar el mundo a mi alrededor. No soy conformista, no me gusta ser conformista.

-  ¿Cómo comenzó su proyecto forestal?

-  Hace unos dieciocho años compramos esta finca única y exclusivamente para la siembra de la madera de teca y para rescatar el suelo. Sembramos en ella un bosque. Las políticas de reforestación estatal comenzaron en la segunda mitad de los años ochentas. Hubo un giro total en la conciencia, y se pasó en muy poco tiempo de la deforestación a la reforestación. Para que esto pasara hubo que incentivar a la gente. Hoy en día existe el Fondo Nacional Forestal. El Estado le paga a uno lo que se llama el PSA, el pago por servicios ambientales.

 Así estaba la tierra

Así llegó a ser gracias a los esfuerzos de Gordienko


-  ¿Y su jardín botánico?

-  Es algo que hago a título personal, para el alma. Traigo plantas de muchos lugares, creo ambientes nuevos de colores. Bueno, Ud. vio el resultado.

-  Sí, el resultado es único. Me consta. Pablo, cambiando de tema, ¿qué es Rusia para Ud.?

-  Es un sueño y una ilusión. Mas todavía le estoy dando tiempo... Creo importante dominar el idioma del lugar a donde vaya uno para poder compartir con la gente. Compartir con la gente le deja grandes enseñanzas a uno. No quiero decir que visitar los lugares turísticos no sea importante, pero para mí compartir con la gente siempre ha sido prioritario.

-  Pablo, muchísimas gracias de verdad por compartir con nosotros su cordialidad, tiempo, conocimientos y experiencia.
 
-  Gracias a Ud. ¡Hasta luego!

Комментариев нет:

Отправить комментарий