Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

четверг, 2 августа 2012 г.

GAZETA # 47. Julio 2012. Artículo 7. PALETAS Y CONFITES DE COLORES PROVOCAN DEFICIT ATENCIONAL E HIPERACTIVIDAD EN NIÑOS


En Costa Rica, Rusia, los Estados Unidos y en muchos otros países, los niños sufren del así llamado “síndrome del déficit atencional e hiperactividad” (SDAH).  Estos niños tienen conducta muy inquieta, bajo rendimiento escolar, y en la calle arriesgan de meterse bajo un carro porque corren a donde los lleva el viento. Resulta que todos estos fenómenos son provocados por los colorantes y conservantes químicos que contienen en abundancia los confites, las paletas y los helados.  Y eso ya hace mucho tiempo es conocido entre los médicos, pero se mantiene en secreto por razones desconocidas. Las investigaciones científicas muestran que en Costa Rica este trastorno está presente desde el  12 al14 % de niños y en los EE.UU. aún más, del  25 al 34%. (Melania Monge Rodríguez, M.Ed. 2006). En las escuelas a estos niños se les brinda atención especial, y hasta se aprobó una ley estatal la que dicta que a aquellos con SDAH siempre hay que sentarlos en la primera fila, darles toda una hora más de tiempo para los exámenes además de otros privilegios.   Los niños hiperactivos son un verdadero desastre en el aula, en un minuto pueden transformar una lección en un verdadero caos.  La versión oficial de las causas de esta enfermedad, según los informes médicos, son  “anormalidades neuroanatómicas,  disregulación neurobiológica, factores genéticos y ambientales” (Universidad de Costa Rica, 2008) y para su tratamiento, los doctores les dan a todos esos niños la  ritalina, un preparado estimulante de la familia de anfetaminas, el que lleva a la dependencia y drogadicción.  http://www.una.ac.cr/ambi/revista/88/ortiz.htm

Durante muchos años se consideraba que la causa exacta de aparición del SDAH realmente es desconocida.  Por eso para nosotros, resultó un gran descubrimiento el artículo “Se comió y se desordenó” en el semanario ruso “Argumenty y Facty” del 11 – 17 de julio del 2012 el que informa que ya hace 40 años, en los años 70s del siglo pasado, el médico alergólogo norteamericano Ben Feingold comprobó en base de su práctica de muchos años, que si uno elimina de la dieta de niños los productos con complementos alimenticios sintéticos (colorantes, conservantes y saborizantes), todos los síntomas arriba enumerados, han desaparecido y la conducta de niños se volvía normal.  Feingold explicaba que “a pesar de la terminología, las medicinas y los complementos alimenticios son idénticos.  Los unos igual que otros son sustancias con moléculas de bajo peso atómico.  Pero sin embargo, de los miles de complementos que se introducen a los alimentos, ni una sola se sometió investigaciones farmacológicas que se exigen para registrar medicinas” (http://www.feingold.org/)  De esta manera, el científico comprobó que estos complementos afectan el cerebro del niño como excitadores.

Después de haber muerto Feingold en 1982, las investigaciones en esta dirección se suspendieron, con gran alegría de los magnates de industria alimenticia.  Precisamente en estos años en los Estados Unidos y después en otros países, comenzó la “epidemia” del SDAH ¡ya que casi todos los productos destinados al consumo de niños, hasta los cereales, están coloreados en “lindos” tonos rosados y anaranjados!  Sin embargo, en este siglo los médicos de nuevo han regresado al tema: en el 2004 los científicos de la Universidad de Southampton en su experimento han comprobado su razón de la teoría de Feingold, y seis colorantes resultaron ser los más tóxicos;  como resultado, tres de ellos se prohibieron en los Estados Unidos (el E 104 amarillo, el E 110 anaranjado y el E 124 rojo).  Para prevenir las objeciones de los magnates alimenticios, la Agencia de estándares alimenticios de Gran Bretaña repitió las investigaciones, en lo que gastaron otros 3 años.  Los resultados confirmaron las conclusiones hechas por Feingold.  Después de eso los ingleses comenzaron un ataque contra los químicos nocivos; no lograron que se prohibieran de una vez, pero por lo menos les obligaron escribir en todos los productos: “los complementos alimenticios pueden afectar negativamente la actividad y la atención de los niños”.
Los médicos y los educadores costarricenses hasta ahora viven con desconocimiento total y creen que las paletas rojas, las gomitas masticables moradas y los queques azules son completamente inofensivos y hasta buenos para los niños.  Por eso, tomando en cuenta todas las investigaciones mencionadas, creemos que es necesario llamar la atención del Ministerio de Educación Pública de Costa Rica, de los educadores y los padres de familia y lograr que se prohíba la venta de los productos alimenticios con complementos sintéticos, en las sodas escolares. 


Комментариев нет:

Отправить комментарий