Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

четверг, 30 мая 2013 г.

GAZETA 57. Mayo 2013. Artículo. Alexandra Castillo, una limonense poco típica


Alexandra Castillo es doctora en medicina, egresada de la Universidad de la Amistad de los Pueblos.  Vive y trabaja en la costa Caribeña de Costa Rica, en la ciudad de Limón.  “No tenemos a nadie quien quiera construir aquí centros comerciales, ni tampoco hoteles bonitos, porque tienen miedo.  Es una influencia nociva de la prensa que señala los defectos y no cuenta toda la verdad sobre nuestra provincia caribeña.  Aquí vive gente cálida y culta, pero les hace mucha falta las fuentes de trabajo”. 

Alexandra Castillo nació y creció en Limón, aunque es de tez blanca, lo que no es típico para esta provincia donde la mayoría de la población es de piel oscura,  ya que son descendientes de los jamaiquinos que fueron traídos a Costa Rica al principio del siglo 20.

-  Alexandra, ¿usted es nuestra egresada? Dónde y cuándo exactamente estudió?

-  Estudié desde el año 1980 hasta el 1988, en Moscú, en la Universidad de la Amistad de los Pueblos, en aquel entonces llamada  Patricio Lumumba.  Cuando nuestro grupo de 17 personas bajaba del avión, los estudiantes costarricenses que nos recibían querían conocer a la estudiante limonense  y esperando ver una negrita, preguntaban: “Dónde, dónde está la muchacha de Limón?” y quedaron muy decepcionados al verme, tan común, blanca, igual a todos ellos.  Pero en realidad mi madre es de Turrialba y de joven llegó a Limón, allá conoció a mi padre, se casaron y todos mis hermanos y yo (somos 7)  en total, hemos nacido en esta provincia caribeña.  “¿No tienes miedo de vivir en Limón?” – me preguntan mis amigos capitalinos.  Por supuesto que no, ya que es mi tierra natal.  Pero uno tiene que saber a dónde debe y no debe ir.  Trabajo en el Barrio Cieneguita, conozco muy bien el área y la gente que vive allá.  Trabajo como médico general en el EBAIS de Cristóbal Colón del Seguro Social desde hace 13 años, me gusta mucho mi trabajo y estoy feliz porque puedo ayudar a la gente.

-  ¿Cuáles son los problemas de salud que ustedes tienen que enfrentar? Son iguales a  otros lugares del país o son algo específicos?

-  Sí, tenemos problemas específicos.  Ya que nuestro barrio es muy pobre, hay muchos indigentes y drogadictos, tenemos que lidiar con enfermedades tales como: sífilis y tuberculosis, que como consecuencia traerán al mundo niños con sífilis congénita, desnutrición, partos prematuros y mortalidad infantil entre otros. Son enfermedades muy graves que  requieren de un tratamiento prolongado.  Estamos esforzándonos mucho en esta lucha ya que esta gente a menudo abandona el tratamiento y hay que comenzar todo de nuevo, además las bacterias se vuelven resistentes y las medicinas pierden su eficacia.  Pero por lo general, la gente aquí respeta mucho a los médicos y la medicina, nos ayudan en todo lo que pueden.

-  Limón se destaca por tener el nivel criminal más alto del país: 20 asesinatos por cada cien mil habitantes, mientras que el índice promedio del país es de 10,3.  Con razón la gente tiene miedo de ir allá…

-  Es cierto que en Limón frecuentemente hay asesinatos, principalmente ajustes de cuentas entre las pandillas criminales pero se limitan a zonas específicas.  Aquí no sucede que a una persona la matan en la calle central de la ciudad sólo para robarle el teléfono, como en San José.   A veces el crimen se comete en otros cantones y pueblos alejados como por ejemplo Siquirres,  Guápiles en ocasiones cerca del Zurquí, que aunque pertenecen a la Provincia de Limón, no son del centro, sin embargo la prensa lo hace ver como si todo fuera en  Limón centro.  Otro dato importante, es que debido a que se cuenta con una sola entrada y salida a la ciudad, es difícil que roben vehículos como en otras zonas del país.  El problema principal de Limón es la falta grave de ofertas de trabajo; por cada 70 mil habitantes en la ciudad, sólo hay tres grandes empresas estatales: el puerto, el ICE y la refinería de petróleo.  También había una fábrica de cartón, pero cerró y dejó a muchas familias desamparadas.  Por eso los jóvenes desempleados que crecieron en la pobreza, se prestan fácilmente a influencias de pandillas callejeras y después caen en las manos de los narcotraficantes.  El gobierno de Costa Rica no invierte ni desarrolla proyectos que beneficien nuestra ciudad y a nuestra población.   Puerto Limón es la puerta principal del país, pero todas las divisas que por allí entran, se dirigen directo a la capital, y nosotros no obtenemos nada a cambio.  ¿Por qué no construyen un gran mall aquí, como en otras regiones del país? ¡Tenemos unas playas maravillosas! Todos los turistas sueñan con descansar en el Mar Caribe.  Pero no hay un solo buen hotel, sólo pequeñas cabinas.  Los empresarios temen invertir en Limón porque los medios de comunicación crearon una imagen negativa como una zona de alto riesgo.  Pero les aseguro que todo es muy exagerado.  La gente aquí es cálida, solidaria,  culta y  cuando hay conciertos o festivales, todas las salas se llenan al tope.  Pero los jóvenes, si se van para estudiar fuera de Limón o emigran a los Estados Unidos, regresan en muy pocas ocasiones debido al mismo problema de falta de fuentes de empleo.  Por ejemplo, mi hijo está por graduarse de la Véritas, en la carrera de diseño publicitario.  Naturalmente, en Limón nunca encontrará un empleo en su profesión, así que probablemente se quedará a vivir en San José.  El INA les da a los jóvenes oficios muy buenos y útiles, pero después de terminar los estudios, no pueden encontrar trabajo.  En el año 2002 se gestó el proyecto “Limón, ciudad-puerto”, liderado  por el  Dr.  Roberto Sawyers, en el que se albergaron grandes ilusiones y esperanzas; pero el Doctor fue destituido sin razón alguna y el proyecto desapareció.

-  Sí, la Presidenta Laura Chinchilla también reconoce que Limón tiene que desarrollarse.  Por eso en el 2011 fue firmado el contrato para la construcción del nuevo súper puerto en Moín, a 7 km de la ciudad de Limón.  ¿Qué dice de eso?

-  Los planes del gobierno de entregar en concesión a la empresa Holandesa APM Terminals la construcción del nuevo puerto en Moín tampoco nos convienen porque en este caso, la mitad de los limonenses puede quedar sin ningún empleo: el puerto viejo no soportará la competencia y posiblemente se cerrará, y en el puerto nuevo, la mayoría de los puestos seguramente lo ocuparán los empleados extranjeros de la empresa, además todos los procesos estarán altamente automatizados…

-  Hemos escuchado que el sindicato de los trabajadores portuarios recibió de malas este proyecto y amenaza con luchar contra él a muerte. ¿En Limón, son muy fuertes los ánimos políticos de la izquierda?

-  Sí, Limón siempre se distinguía por su firmeza luchadora, y en el siglo pasado aquí había huelgas y manifestaciones grandes de obreros tanto en el puerto como en las bananeras.  Yo personalmente pude ir a estudiar a la URSS gracias a una beca del partido Vanguardia Popular.  Crecí en una familia pobre, nuestro padre nos abandonó, y para poder darle de comer a todos sus hijos, mi madre se ganaba el sustento lavando ropa ajena y limpiando casas, así que sin aquella oportunidad, yo nunca hubiera podido llegar a ser médico.

-  ¿Qué piensa del sistema socialista? Le gustaría que en Costa Rica se establezca el mismo régimen como en Venezuela?

-  Lo que vi en Moscú, me maravillaba absolutamente.  No sé cómo están las cosas ahora en Rusia, pero en el siglo pasado, el socialismo allá logró un progreso tan grandioso en la sociedad, que me gustaría verlo aquí, en Costa Rica.  Servicio médico gratuito y educación pública gratuita para todos, solidaridad, igualdad, seguridad.  En Venezuela, el gobierno también está tratando de subir el nivel de vida de los amplios sectores de población y ya han erradicado el analfabetismo.  Por supuesto, allá existen sus defectos, pero no es necesario resaltarlos.  A la prensa de aquí le gusta concentrar su atención sólo en las cosas negativas y con obstinación, no desea notar nada positivo.  Pero en Costa Rica, el socialismo nunca ganaría porque los ricos aquí se mantienen en el poder muy firmemente.

-  ¿En Limón existe un problema serio de narcotráfico?

-  Sí, llevan drogas por acá en grandes cantidades a través de la frontera con Panamá la que prácticamente no es vigilada y por la costa, eso que llaman “dos agua”. El comercio florece en grande, y la policía es muy corrupta.  Cada día vemos  cómo la delincuencia  paga “tributos” a la policía, para que se haga de la vista gorda con sus actividades.  Considero que es culpa del poder central que no hace esfuerzos suficientes para luchar contra el narcotráfico.

-  ¿Y cuál es su opinión sobre Carlos Pascal?

-  Tengo mis dudas, con relación a la honestidad del origen de esos millones de dólares ganados en los EEUU, pero, como reza el dicho ruso, “no está atrapado, entonces no es un ladrón”.  No conozco al señor Carlos Pascal personalmente, pero escuché que es un gran amante de su querido Limón y  es uno de los pocos que ha regresado a la provincia después de haber vivido largos años en los Estados Unidos.  Carlos fundó negocios exitosos en la ciudad, dándole empleo al menos a 300 conciudadanos y apoya el equipo local de fútbol.  Cuando fue absuelto  de los cargos por lavado de dinero,  en el estadio le dieron una recepción, como si fuera una estrella de Hollywood!  El pueblo lo quiere mucho.  Pienso que Carlos tiene un gran espíritu limonense que lo impulsa a querer realizar cambios para mejorar la vida de sus coterráneos y le deseo grandes éxitos.

-  ¿Cómo ve el futuro de Limón?
 
-  A pesar del panorama negativo, siempre espero que en un futuro cercano la vida en Limón mejore.  El gobierno algún día tiene que sensibilizarse con los limonenses injustamente marginados.  Ya hemos esperado demasiado y algún día tendremos que recibir del presupuesto estatal todo lo que nos corresponde.






Комментариев нет:

Отправить комментарий