Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

воскресенье, 3 апреля 2011 г.

GAZETA # 30. Febrero 2011. Artículo 6. ESTA CARRETERA TAN BELLA / TAN HORRIBLE



Hace un poco más de un año, a finales de enero del 2010, se inauguró la ruta N° 27, largamente esperada, la carretera entre San José y el puerto de Caldera.  El entonces Presidente, Dr. Oscar Árias Sánchez, antes de finalizar su gobierno, solemnemente cortó la cinta e inauguró la nueva autopista.  Miles de  pobladores de la capital se dirigieron a estrenarla por la cual, según la empresa española “Autopistas del Sol” que la construyó, uno podía llegar a las playas más cercanas de la costa Pacífica en sólo una hora.  Después de pasar el parque capitalino de la Sabana y al acercarse al centro comercial Multiplaza, había que desacelerar y pagar el peaje que era mucho más alto que las cuotas menuditas a las que estaban acostumbrados los costarricenses.  Este procedimiento se repitió unas cuantas veces más.  “No importa – asentía la gente – por un buen camino vale la pena echar mano a la bolsa”.  La amplia vía de tránsito, la superficie idealmente lisa de asfalto, las elegantes encrucijadas y salidas así como los puentes recién pintados – todo alegraba la vista.  “Al fin tenemos un camino decente para ir a la playa, el que estábamos esperando por más de 30 años!” – se regocijaban los usuarios.

En realidad, el proyecto de esta pista ya estaba aprobado desde los años 70.  Así se construyeron cuatro puentes sobre ríos montañosos, pero después todo se atrasó por culpa de la expropiación de los terrenos por los cuales tenía que pasar la carretera.  ¡Eso se alargó por veinte años! Pero eso  no fue el problema principal.  Muchos otros la esperaban adelante.

Al pasar entre la parte montañosa de la carretera recién construida, los viajeros observaron con asombro  rocas que se cernían sobre la carretera, apenas cubiertas con una capa de cemento.  En algunos lugares los taludes estaban hechos con agudos ángulos verticales que uno se preguntaba: cómo estaban todavía de pie?  Y los derrumbes no se dejaron de esperar: antes del primer mes, con las primeras lluvias en febrero del año pasado las piedras cayeron a la carretera y obligando al cierre durante dos horas, provocando una gigantesca presa vehicular.  Apenas iniciando su mandato, la nueva Presidenta Laura Chinchilla de una vez tuvo que enfrentar el problema de la carretera a Caldera;  los derrumbes en la autopista ocurrían constantemente, y tuvieron que cerrar el carril derecho de la carretera en la parte montañosa.  La empresa “Autopistas del Sol” anunció que “era un fenómeno totalmente natural” tomando en cuenta la naturaleza tropical y las lluvias abundantes en el país.  Sin embargo cuando el 22 de mayo en la noche murió una mujer al chocar su motocicleta contra una gigantesca roca, ya era difícil llamarlo “normal”.  La familia de la difunta presentó una demanda judicial contra la empresa española.  Hasta el mes de junio ya eran veinte choferes quienes han reclamado una indemnización a Autopistas del Sol por daños que han sufrido sus vehículos al chocar contra las piedras.   El Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos presentó un informe en 40 páginas en el cual criticó severamente la construcción de taludes en la carretera y mostró los errores que han cometido en los cálculos.  La Nación, 31/05/2010.

En junio del 2010 la Presidenta Laura Chichilla ordenó cerrar la carretera y obligar a la empresa española a poner en orden los taludes peligrosos.  Los trabajos duraron tres meses y como resultado las rocas más verticales fueron algo aplanadas ó se construyeron terrazas.  Sin embargo, apenas se reinició la circulación, comenzaron a aparecer hundimientos y fosos en la parte transitable de la carretera.  Al principio algunos eran de 20 cm de profundidad, y los rellenaron con cascajo y asfalto.  Pero el proceso continuaba, y cuando la carretera se bajó en 1,5 metros, tuvieron que cerrar el tránsito de nuevo.  El ministro de Obras Públicas y Transporte Francisco Jiménez señaló que los ingenieros de la “Autopistas del Sol” no podían ignorar el peligro de la zona, ya que aún en los años 90 los geólogos señalaban la presencia de fallas tectónicas y material granuloso lleno de aguas subterráneas en el kilómetro 47.  En octubre tuvieron que colocar dos puentes provisionales  tipo “Bailey”. Ahora, para poder pasarlos, los vehículos tienen que apiñarse en una presa por lo menos una hora.  Prometieron hacer la reparación permanente en el término de un mes, pero los puentes están ahí hasta ahora, señal de que aquella no se ha llevado a cabo.
Y el 29 de enero pasado cuatro personas (dos motociclistas y dos ocupantes de un auto) resultaron heridos cuando les cayó encima otro derrumbe, esta vez en la parte vieja de la carretera, a medio kilómetro de la costa.  Los costarricenses ya se desesperaron y no creen en nada bueno de esta carretera tan “bella”.  Con razón el Exministro de Obras Públicas y Transporte Rodolfo Silva llamó a esta carretera “Una historia de horror”. 
http://www.larepublica.net

Комментариев нет:

Отправить комментарий