Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

пятница, 28 октября 2011 г.

GAZETA # 37. Septiembre 2011. Artículo 7. Veinte años sin la URSS


Hace veinte años la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, una potencia mundial, el país más grande del mundo, con una superficie de 22,4 millones de km2 y una  población de 293 millones, se desintegró en 15 repúblicas que la constituían.  Ahora estamos tratando de reconstruir la cronología de los acontecimientos pasados y entender cuáles fueron las causas de este fenómeno.

Por costumbre la gente rusa siempre culpa a los ex presidentes Gorbachov y Yeltsin de la crisis estatal y la desintegración de la Unión Soviética.   Sin embargo, es evidente que en este caso, es imposible cargar con toda la culpa a una o dos personas, ni tampoco a todo el gobierno del país.  La desintegración de la Unión Soviética tuvo sus premisas y causas objetivas que se estaban gestando mucho antes de eso.

Ahora los historiadores, al analizar las condiciones en el país al final del siglo 20, mencionan las siguientes causas de la crisis económica y política:

-  Las fuerzas centrífugas nacionalistas, propias de cada país.

-  El carácter autoritario de la sociedad soviética, en particular, las persecuciones contra la Iglesia, el acosamiento de  disidentes por parte de la KGB, la colectivización forzada de las  granjas agrícolas, la supremacía de una única ideología, la prohibición para comunicarse con el mundo exterior, la censura y la ausencia de la discusión libre de otras alternativas;

-  El monocentrismo en la toma de decisiones (focalizado solamente en Moscú), lo que conducía a falta de eficacia y pérdida de tiempo;

-  El creciente descontento de la población por causa de irregularidades en el abastecimiento de alimentos  y  de artículos y productos más necesarios (refrigeradoras, televisores, papel higiénico, etc.), especialmente en épocas de estancamiento y de reestructuración, las prohibiciones y limitaciones de propiedad, limitadas al tamaño de una parcela, así como el atraso permanente en el nivel de vida comparado con los países desarrollados del Occidente;

-  Desproporciones de la economía extensiva que tuvo como consecuencia permanente un déficit de artículos de consumo popular y el creciente atraso en todas las esferas de la industria de producción;

-  Una crisis de confianza hacia el sistema económico: por ejemplo, el método principal para combatir el déficit de artículos de consumo diario, (inevitable en una economía planificada) fue elegida la producción masiva de artículos simples hechos de materias primas baratos.  El plan de cantidades fue el único método para evaluar la eficacia de las fábricas por lo que el control de calidad fue reducido al mínimo.  Como resultado se produjo la pérdida de calidad de los artículos de consumo diario producidos en la URSS.  Esto se transformó en la pérdida de confianza en todo el sistema económico.

-  Los intentos fallidos de reformar el sistema soviético que llevaron al estancamiento y después a la desorganización de la economía;

-  Una serie de accidentes de origen técnico (catástrofes aéreas, el desastre de Chernóbil, el naufragio del “Admiral Nachimov” y otros) y el ocultamiento de información sobre ellos;

-  La caída de los precios mundiales del petróleo, iniciada por parte del gobierno norteamericano, que sacudió la economía de la URSS;

-  La guerra en Afganistán, la guerra fría, la incesante ayuda financiera a los países del bando socialista, el crecimiento del complejo militar-industrial en perjuicio de otras esferas de la economía, devastaban el presupuesto estatal.

Los primeros de desprenderse de la URSS fueron los países del Báltico-Lituania, Letonia y Estonia– los que habían sido los últimos en  integrarse, en el año 1940.  Por sus lenguas (los idiomas bálticos forman una rama especial de las lenguas indoeuropeas), por su cultura, la que se inclina hacia la alemana, y por su alto nivel del desarrollo económico, estas repúblicas siempre se mantuvieron aisladas del resto de la Unión Soviética.  En el año 1988 en Lituania apareció un movimiento socio-político muy activo “Sajudis” y en Letonia y Estonia, los movimientos “Frente popular”, los que proclamaron como sus objetivos el renacimiento cultural, democratización e independencia económica de las tres repúblicas bálticas.  El 23 de agosto del 1989 se llevó a cabo la acción “La Cadena Báltica”, en conmemoración del 50° aniversario del pacto Mólotov – Ribbentrop, que consistía en formar una cadena viva de personas que se agarraron de las manos y que se extendió de Tallin a Vilna a largo de seiscientos kilómetros.  El 16 de noviembre del 1989 el Soviet Supremo de la República Socialista Soviética de Estonia declaró la soberanía de Estonia, el 11 de marzo del 1990 fue aprobada el Acta del restablecimiento de independencia de Lituania y el 4 de mayo del 1990 fue aprobada de Declaración del restablecimiento de independencia de la República Letona.

El mismo año se activaron los acontecimientos en Georgia.  En abril del 1990 se formó el bloque “Mesa redonda – Georgia Libre” que se propuso como objetivo político la consolidación de la nación georgiana y el restablecimiento de la independencia del país.  El 9 de abril del 1991 el Soviet Supremo de Georgia aprobó el Acta del restablecimiento de la independencia estatal.

En agosto y setiembre del año 1991, como resultado del fallido golpe estatal en Moscú, ocho repúblicas a la vez declararon su independencia:  el 24 de agosto del 1991 se independizó Ucrania, el 25 – Bielorrusia, el 27 – Moldavia, el 30 – Azerbaiyán, el 31 – Uzbekistán y Kirguizistán, el 9 de setiembre – Tayikistán y el 21 de setiembre – Armenia.  Al final del año se separaron las dos repúblicas restantes: el 27 de octubre Turkmenistán y el 16 de diciembre – Kazajistán.  Este fenómeno fue denominado “Desfile de Soberanías”.

La desintegración de la Unión Soviética no fue fluida.  En la mayoría de los casos llegó a la lucha armada.  Tratando de aplastar el movimiento independentista en países bálticos, el gobierno de Moscú envió tropas a Lituania donde el 13 de enero del 1991 murieron 15 personas y más de 600 resultaron heridas.  En los años siguientes aparecieron conflictos interiores e internacionales:  en Azerbaiyán la lucha por el Nagorno Karabaj costó la vida de más de 20 mil personas : en Moldavia (la lucha por la región de Transdniestria) – fueron más de 1000 personas y durante dos guerras en Chechenia más de 160 mil personas de los dos bandos perdieron la vida.

Después de la desintegración de la URSS, la Federación Rusa sigue siendo el país más grande del mundo por su territorio – 17 millones de km2.  Es un país multinacional que heredó de la Unión Soviética no sólo la participación en todos los organismos internacionales, sino también muchos de los viejos  problemas.  Wikipedia

Комментариев нет:

Отправить комментарий