Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

пятница, 16 декабря 2011 г.

GAZETA # 39. Noviembre 2011. Artículo 5. Tatiana Badilla desea a todos sonrisas de dientes blancos



Tatiana siempre quiso ser odontóloga, pero lamentablemente, su situación económica no le permitía obtener esta profesión en Costa Rica.   A la primera oportunidad, Tatiana se fue a estudiar a  la Unión Soviética – en la ciudad de Lvov, en Ucrania.  Allá no sólo pudo llegar a ser odontóloga calificada, sino que también contrajo matrimonio, tuvo su hija y trabajó en Moscú con especialistas norteamericanos.  Después su camino la llevó a Bolivia, la patria de su esposo.  Ahora Tatiana dirige una clínica en Tres Ríos y ofrece sus servicios a todos los que necesitan ayuda odontológica.

Tatiana Badilla nació y creció en el Mar Caribe, en  Puerto Limón.  A la edad de 11 años se quedó sin padre y pronto murió su madre.  Desde muy joven Tatiana va por la vida por sí misma, con la ayuda de Dios.

-  Tatiana, ¿por qué usted tiene nombre ruso?
-  Ahora en Costa Rica hay muchos nombres rusos: Tatiana, Sonia, Katia, Natasha.  Pero cuando nací, nadie los conocía.  Aún en los años 40s mi padre conoció en San José una niña rusa llamada Tatiana.  ¡Era muy bonita!  Pero después no se volvieron a ver.  Nací una  Semana Santa, y todos los familiares insistían que me diesen un nombre bíblico, pero mi padre insistió en que me llamara Tatiana.  Así que resultó Tatiana Ruth.

-  ¿Y cómo sucedió que usted, tan blanquita, nació en Limón donde la población en su mayoría es de tez oscura?
-  Es también una historia interesante.  Limón en su colonización era la “tierra de nadie” donde era cómodo esconderse.  A principios del siglo pasado mi abuela materna terminó en Limón cuando llego, después de abandonar a su esposo a quien no quería por agresor, y mi padre se instaló allá tratando de salvarse de persecuciones políticas en el periodo de la guerra civil.  Entre mis ancestros había italianos y españoles, por eso soy blanca, “fuera de lo corriente”.

-  ¿Perdió sus padres a temprana edad?
-  Sí, me cayó un destino difícil.  Mi padre murió cuando yo tenía 11 años, y mi madre se enfermó de cáncer.  Cuando estaba partiendo para la Unión Soviética, ella ya estaba my enferma, pero no me lo dijo porque quería mucho que yo estudiara en el extranjero y llegara a ser profesional.  Murió a medio año, pero debido a su deseo, nadie me informó de eso.  Mi madre tenía miedo que interrumpiera mis estudios y regresara.  Sólo a finales de ese año  recibí una carta con el mensaje de su muerte.  Pero de cualquier modo supe que ella murió, una vez que apareció en mis sueños para despedirse.

-  ¡Es una historia mística!  ¿Usted es una persona muy creyente?
-  Sí, pertenezco a la fe Evangélica y asisto a la iglesia regularmente.  En mi clínica siempre escribo citas bíblicas en un lugar visible, me dan apoyo espiritual a mí y a mis pacientes.

 Tatiana con su familia en Lvov

-  Y ahora cuente de su especialidad.  Hablaban de que en los años soviéticos, la odontología estaba en muy bajo nivel.
-  No, no es cierto.  La preparación académica fue muy buena y todo lo que trataba de teoría médica, se enseñaba a nivel muy alto.  Estudié en Ucrania desde 1985 hasta 1991 y me considero una profesional muy bien preparada.  Pero en aquellos años, el problema fue el déficit de materiales buenos.  A menudo los dentistas tenían que poner calzas y coronas hechas de materiales de baja calidad y estética, los que rápidamente se caían y se quebraban.  Por supuesto, la gente estaba disgustada.  Pero no era la culpa de los profesionales ya que en ese entonces no tenían la posibilidad de comprar materiales fuera del país, y la práctica privada de la profesión  era estrictamente prohibida.  Algunos  terminaban  presos si los vecinos denunciaban que alguien equipó su apartamento con el gabinete dental.  Estoy segura que ahora las cosas están mucho mejor.

-  Sí, ahora todo está disponible, pero los precios no permiten usarlo.
-  Sí, es la influencia negativa del capitalismo.  Por eso en nuestra clínica, no inflamos los precios, sino que cobramos exactamente lo justo, lo que vale el trabajo.  Nuestra clínica da servicios a la gente sencilla que vive en este barrio.  No queremos ver a nadie sin muelas, ¡todos tienen que andar con una amplia sonrisa!
 Tatiana con su familia en Moscú

-  Esta clínica es de su propiedad?
-  No, pertenece a la Iglesia Evangélica.  No pago el local, ni tampoco el mueble o los equipos.  Pero le doy a la Iglesia el 60% de todas las ganancias.

-  ¿Cuáles servicios ofrece su clínica?
-  Todo lo más básico: restauración de piezas dentales (tratamiento de caries), extracciones, limpieza, blanqueamiento, tratamiento de nervio (sólo en los dientes anteriores), confección de coronas y puentes fijos de metal porcelana y otros materiales de última generación (ceromeros, zirconio porcelana etc.), diferentes tipos de prótesis, férulas etc.  Atendemos tanto adultos como niños.  Me ocupo de los tratamientos y contamos con un laboratorio dental y un técnico dental de gran experiencia y calidad (Sr. Erick Rojas).  En el futuro estamos planeando también introducir el servicio de implantes dentales con apoyo de especialistas, al igual que de otras especialidades, pero por el momento no tenemos el equipo necesario.  Esta clínica todavía es muy nueva y no tiene muchos lujos , claro sin descuidar ante todo los parámetros de esterilización y aseo exigidos por el colegio de odontólogos y con el permiso correspondiente del  Ministerio de salud, así que a los que en primer lugar se fijan en la presentación lujosa, tal vez no les guste.  En cambio mantenemos precios muy cómodos ya que nuestra meta es el servicio para el bien social, sin descuidar el buen funcionamiento, calidad de materiales y atención personalizada. 

-  ¿Y dónde trabajó antes de eso?
-  Por lo general, en clínicas grandes donde contratan médicos y otros profesionales en salud.  Al principio trabajé en Escazú, después en San José Centro, también en la Clínica Canadiense en Lomas de Ayarco.  Esta clínica en Tres Ríos es mi primer trabajo independiente desde hace dos años.  Pero mi hija y yo estamos viviendo en Costa Rica sólo desde el año 2000.  Antes de eso vivíamos en Bolivia, en la patria de mi esposo.  Allá pude legalizar mi título y obtener trabajo por mi profesión lo que me sirvió de muy buena práctica.  Pero la práctica más provechosa la recibí aún en Ucrania y Rusia.  Después de graduarme de la universidad me quedé en Lvov por cuatro años más ya que mi esposo tenía que terminar sus estudios.  Asistí a la Iglesia Adventista porque mi esposo fue adventista.  La iglesia tenía su propia clínica dental (primera de práctica privada que el gobierno ucraniano permitió en esa ciudad) y me ayudaron a conseguir empleo allí.  Y en el año 1993, ya después de la Perestroika, me mandaron para un curso a Moscú, también por medio de la iglesia.  Mi ayudante rusa –asistente  dental- y yo, recibimos la capacitación en una clínica ultra moderna donde trabajaban tanto especialistas rusos como norteamericanos.  Esto me ayudó a subir el nivel de mi calificación significativamente.

 En el Curso de capacitación en Moscú

-  ¿Cuál es la diferencia entre la odontología rusa y la americana?
-  La base médica, por supuesto, es similar.  Lo que las difiere, es el enfoque técnico.  Los norteamericanos tienen todos los procedimientos altamente detallados y estandarizados, todo se hace por pasos muy estrictos.  Además, ¡tienen tanto equipo!  En Lvov, todo era más sencillo, pero sin perder la calidad.  En la práctica americana, igual que aquí, en Costa Rica, a cada paso se usa un aparato o instrumento especial, no tanto trabajas con las “manos y uñas” como con la máquina.  Y los materiales, por supuesto, son muy variados y de muy alta calidad, esto facilita el trabajo.

-  Usted logró vivir en muchos países.  ¿Seguramente hizo muchos amigos?
-  Sí, siempre fui muy sociable.  En Lvov hice amigos no solamente con jóvenes ucranianos y rusos, sino también con africanos, árabes, hindús.  Las relaciones con gente de diferentes culturas y de diferentes religiones me enriquecieron bastante.  Hasta ahora intercambiamos correspondencia.  Me gustaría mucho visitar Lvov de nuevo.  En Bolivia también tengo familiares y amigos;  mi esposo lamentablemente murió en un accidente de tránsito.  El año pasado mi hija y yo hicimos un viaje a Bolivia.  Mariana re-descubrió de nuevo este país donde había vivido cuando fue niña.  Siempre mantenemos contactos con la familia de mi esposo y amigos(as).

-  Y para concluir, ¿qué le gustaría comunicar a nuestros lectores?
-  Quiero decir que todos están bienvenidos a nuestra clínica que se encuentra en San Diego de Tres Ríos, por la carretera a Cartago.  La dirección de la clínica es: de la cancha de fútbol de San Diego, 1 km al sur, diagonal la ferretería ELE-CE, un portón grande color café.  Sería mejor que llamen antes mediante el teléfono 2279-7741.  ¡Nos veremos!

 

Комментариев нет:

Отправить комментарий