Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

суббота, 7 июля 2012 г.

GAZETA # 46. Junio 2012. Artículo 7. MOSCÚ AUMENTA SU TERRITORIO



Moscú, capital de la Federación Rusa, es una ciudad con una población de 11,6 millones de habitantes (datos del 01/01/2012 – Wikipedia) y con un  territorio de 1 091 km2.  La urbe tiene una estructura circular de construcción, sus avenidas y calles salen del centro en todas las direcciones y se cruzan con los anillos, formando de esta manera una gigantesca “telaraña”.

La capital siempre ha tenido una condición especial dentro del país.  A pesar de que durante muchas décadas el estado soviético establecía como uno de sus objetivos, “borrar las diferencias entre la ciudad y el campo”, en realidad estas diferencias se hacían cada vez más profundas.  Cuantas más familias se pasaban a vivir a la capital buscando mejores oportunidades, tantos menos buenos jóvenes profesionales se quedaban en el campo…  En los almacenes de Moscú, el pan y el jamón siempre han sido más ricos, las frutas y bebidas más variadas, las ropas más modernas y los caminos mejor asfaltados.

El límite exterior de Moscú es la Autopista Circular de Moscú (MKAD – por sus siglas en ruso).  Los que viven dentro de la MKAD reciben salarios más altos, tienen acceso a mejores empleos, cupos en las escuelas y colegios y buenas viviendas.  ¡Hasta tienen internet rápida – sólo en Moscú!  En sus pasaportes tienen un sello con registro en la capital.  A los que viven fuera de estos límites, los llaman con desprecio “tras- MKADeños”.  Esta parte de población, lamentablemente, carece de muchos privilegios de los que sí tienen los moscovitas.  Obtener el registro en Moscú es igual de difícil, como para un latinoamericano colarse en los Estados Unidos, y los que lo desean desde siempre han utilizado mil trucos y artificios.

Sin embargo, en los últimos años Moscú comenzó a ahogarse en este círculo: las calles permanentemente están invadidos por una cantidad enorme de vehículos, los trenes del metro no dan abasto para transportar millones de trabajadores, comprar vivienda en la capital es prácticamente imposible, e igualmente  difícil es conseguir entradas a un concierto o al teatro.  El gobierno, los negocios, la ciencia y la cultura del país – todo está concentrado en Moscú.

En junio del año pasado el presidente de Rusia de entonces Dimitri Medvedev presentó la iniciativa de ampliación de las fronteras de Moscú.  Se ha tomado la decisión de adjuntar a la capital los terrenos en el suroeste de la región, en total 148 mil hectáreas de territorios poco poblados.  De esta manera, la superficie de Moscú crecerá 2,4 veces.  Además, se planea trasladar el gobierno federal, que ahora está ocupando más de 1 millón de m2 de zonas residenciales, a los territorios nuevos, y los edificios históricos en el centro de la ciudad transformarlos en museos y hoteles.  Otra intensión es sacar de Moscú a todas las fábricas y empresas industriales.

El 27 de diciembre del 2011 el Consejo de la Federación de Rusia confirmó los cambios de límites de Moscú y el 11 de abril de este año la Duma de la Ciudad aprobó en su última redacción un paquete de leyes que determinan el ordenamiento administrativo de los territorios nuevos.  A partir el 1 de julio del 2012 las áreas nuevas llegarán a formar parte de la capital oficialmente.  La nueva formación la bautizaron “Gran Moscú” o la “Aglomeración de Moscú”.

En los nuevos  territorios, según la opinión del alcalde moscovita Sergei Sobiánin, las construcciones urbanas se van a realizar por el principio “policéntrico”, o sea creando un centro administrativo y de negocios y también el centro médico, centro universitario, etc.  En las tierras nuevas no se van a construir de manera densa, más bien un gran porcentaje se va a dedicar a parques y bosques urbanos.  La idea principal de la ampliación es reducir la vieja Moscú .  Se planea bajar la cantidad de habitantes capitalinos hasta los 8 o 9 millones, sin embargo “las autoridades no están planeando trasladar por la fuerza a los vecinos hacia los  territorios nuevos, sino que les van a dar la oportunidad de escoger el lugar de su residencia”, informó el jefe del Comité de Arquitectura de Moscú Alexander Kuzmín (RIA Novosti). “Por lo general, en estos territorios se va a construir muchas viviendas, de poca altura o a lo sumo de altura mediana.  No habrá barrios de edificios altos” – dijo el asistente del Presidente Arkadi Dvorkovich (Gazeta.Ru).  Los planificadores también se fijan como objetivo el cambiar la estructura de la construcción – de anular a lineal y construir modernas autopistas de alta velocidad (http://aurumv.ru).  Además, se está planeando construir dos líneas nuevas de metro y también integrar este  con el ferrocarril (“Rossiyskaya gazeta”).

Para el desarrollo de los nuevos territorios, ahora trabajan 10 equipos de arquitectos, y en este trabajo participan expertos tales como Alfonso Vegara, el que desarrolló proyectos en Dublín, Singapur y Curitiba, así como otros urbanistas de renombre mundial (“Rossiyskaya gazeta”).  Los diez proyectos de autores del desarrollo de la Aglomeración de Moscú estarán en la exposición para el examen público desde el 25 de agosto hasta el 23 de setiembre del 2012.  Las críticas y opiniones de los moscovitas se van a tomar en consideración.  En los documentos se señala que el plazo c total alculado para el proyecto del concepto será de unos 30 – 50 años y el plazo de realización de la primera etapa, es de 10 años.

Al hablar sobre los futuros gastos para la construcción, Sobiánin explicó que la suma total todavía no está calculada.  Espera que “no se va a demandar medidas extraordinarias para financiarlo” ya que “la parte considerable de inversiones perfectamente podrán financiar las empresas energéticas por concepto de sus programas de inversión”. (RIA Novosti)

Pero mientras las autoridades centrales están sin prisa elaborando los proyectos para la construcción en los territorios nuevos, las autoridades locales que todavía mandan en estos territorios, no pierden tiempo y ya comienzan con todas sus fuerzas a construir en estos lotes tratando de aprovechar la situación para su propio provecho.  Según información del jefe de Complejo de Construcción de Moscú Marat Khusnullin, en las tierras nuevas ya se han aprobado proyectos de planificación para la construcción de aproximadamente 60 millones de m2 de propiedades.  Así que para el momento cuando Moscú será la dueña plenipotenciaria de estos territorios, es posible que ya sea difícil encontrar campo para la construcción – todo ya está catastrado. (Vedomosti.ru)

En cuanto a los moscovitas “originales”, se encuentran en inquietud ya que temen perder sus privilegios.  “Para el territorio anexo se va a suceder el reflujo de dinero.  Si antes la gran parte de corrientes financieras estaba concentrada dentro de la MKAD y esto permitía pagar salarios y pensiones más altos, ahora, posiblemente, será necesario compartir.  Además, la causa de la inquietud de los ciudadanos es el problema de vivienda.  Aún ahora, cuando se desmasifican las casas, les dan apartamentos en barrios alejados de la capital, pero después de la ampliación pueden comenzar a darlos en las afueras” – señaló la socióloga Ludmila Sergeeva (http://www.mewsland.ru).

Комментариев нет:

Отправить комментарий