Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

четверг, 2 августа 2012 г.

GAZETA # 47. Julio 2012. Artículo 4. NUESTRO HOMBRE EN LOS MEDIOS COSTARRICENSES



Lázaro Malvárez es cubano, egresado del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, periodista.  Habla ruso perfectamente bien.  Por juego del destino paró en Costa Rica y logró entrar a trabajar en la televisión.  Ahora Lázaro es jefe de información de TELENOTICIAS  en el Canal 7 TELETICA, y está al mando de un gran grupo de periodistas y camarógrafos.  Asegura que aunque su trabajo es agitado, es interesante y fascinante.  Aprovechando una reputación merecida de muchos años y grandes recursos de este canal privado, el más fuerte del país, los periodistas costarricenses guiados por Lázaro no se limitan a una simple constancia de los acontecimientos diarios habituales, sino van más allá – denuncias la corrupción, robos e intrigas en estructuras estatales y privadas.  Malvárez asegura que todos los materiales están basados en datos 100% revisados y comprobados.


Entre los egresados de universidades soviéticas y rusas resulta bastante gente de diferentes nacionalidades.  Esta vez queremos contar sobre un hijo de la Isla de la Libertad a quien, por supuesto, le fue fácil aclimatarse en Costa Rica, ya que no tuvo que aprender el idioma.  Pero esto no le garantizaba el éxito profesional para nada.  Es que todos sabemos cómo tratan las autoridades costarricenses a los cubanos.

-  Señor Malvárez. ¿Cómo logró instalarse en Costa Rica?  Ya que para los cubanos, “la entrada está estrictamente prohibida”?

-  Es cierto, para los cubanos, está prohibida la entrada a la mayoría de los países del mundo ya que nos consideran desertores potenciales.  Pero yo no pensaba en desertar y terminé en Costa Rica por casualidad.  Me gradué de la MGIMO en el año 1987, estaba casado con una mujer rusa, me disponía a vivir y a trabajar en Moscú.  De 1988 a 1993 colaboré en la editorial “Prensa Latina”.  Después probablemente regresaría a la patria, ya que tenía diferentes opciones.  Pero precisamente en este tiempo mi hermana y su esposo decidieron emigrar a occidente.  Eran funcionarios de bastante alto nivel en la Embajada cubana en Moscú.  Naturalmente, este acto provocó un escándalo político muy grande el que también repercutió en mí.  En un momento yo, sin culpa alguna, resulté ser un desertor que no puede regresar.  Sucedió que en este tiempo me invitaron a un festival internacional que se estaba realizando en Costa Rica.  Me aproveché de esto y pedí asilo motivando esto con la persecución política.  Costa Rica me otorgó tal condición, así paré en este país tan hospitalario.

-  Sí, la política a veces es una cosa desagradable.  Pero en su caso, “no hay bien que por mal no venga”.

-  Pero no pensaba quedarme en Costa Rica, mi sueño era, como muchos, tratar de encaminarme más adelante, hacia los Estados Unidos.  Y así,  me empleaba en cualquier trabajo: vendía verduras en el mercado, pintaba cercas, transportaba materiales de construcción.  Pero después, ya que nunca logré entrar a los EE.UU, comencé a buscar trabajo en mi profesión.  Al principio pude entrar al Canal 4 de la televisión y después Ignacio Santos, también cubano, me ayudó a conseguir empleo en el Canal 7, el principal canal de televisión en Costa Rica.  Y ya después mi esposa se vino de Moscú.

-  ¿Cómo su educación de Moscú le ayudó en su trabajo en la televisión costarricense?

-  La situación aquí es totalmente diferente.  Después de los medios soviéticos de comunicación tuve que cambiar mi estilo de trabajo por completo.  Por supuesto, en un país democrático hay más libertad, lo que le da al periodista un campo amplio de acción.  Pero el peligro es, que a menudo esta libertad se transforma en libertinaje con  ausencia de ética.  Como soy una persona educada en el ambiente de Moscú con  una ética muy alta, aún aquí trato de mantener este estilo y con todas mis fuerzas hacer resistencia al “amarillismo” y desenfreno con lo que a menudo peca la prensa occidental.  Nuestros periodistas siempre se esfuerzan a ser responsables por sus palabras.  El peligro es, que uno fácilmente puede cometer acusaciones falsas y deshonrar alguna persona decente.  Esto ya no se perdona a un periodista.

-  ¿No se cansa en este trabajo tan nervioso como noticias de televisión?

-  Sí, el trabajo es muy estresante, hacemos cuatro ediciones cada día.  Uno tiene que tomar centenares de decisiones muy rápidamente todos los días, la responsabilidad es muy grande.  Pero es una actividad muy emocionante, cada día aparece algo nuevo, a uno le cuesta aburrirse.

-  ¿Sólo trabaja en TELENOTICIAS?

-  No, también conduzco programas deportivos en la radio y televisión: “Fútbol por Dentro” (FXD) y también programas sobre boxeo. Este  es mi deporte favorito y también lo practico con regularidad.

-  ¿No se relaciona con otros egresados de universidades rusas?  El año pasado tenían un encuentro muy grande.

-  Me gustaría asistir a todos esos encuentros, pero lamentablemente, no puedo ir por circunstancias familiares.  El problema es que mi segunda esposa murió después del parto y me dejó un par de gemelos.  Ahora tienen cinco años y trato de dedicar todo mi tiempo a ellos ya que soy su único padre.  Por eso siempre pido disculpas y no voy a ninguna fiesta de cumpleaños, ni tampoco a las fiestas de la empresa.


-  Alguien asegura que los medios de comunicación costarricenses son demasiado inofensivos, conformistas, no luchan contra los agudos problemas sociales del país, con depredaciones de fondos estatales, la corrupción, etc.

-  Bueno, no es del todo cierto.  Siempre tenemos en la agenda varios sujetos y tendencias de actualidad.  Pero, como ya he dicho, de ninguna manera podemos apurarnos, acusar a alguien sin revisar con anticipación todo su “intríngulis”.  Nuestro investigador Greivin Moya todo el tiempo viaja, estudia, interroga centenas de personas y examina centenas de documentos.  A veces sucede que ya casi está “enganchado” algún corrupto o médico charlatán que engaña al pueblo, pero el último instante todo se cae: bien el documento acusador resulta falso, bien el testigo clave se asusta y se niega a colaborar…  Ya sin hablar del narcotráfico.  Hallar uno que desee denunciar al jefe de la pandilla es totalmente imposible ya que es cosa de vida o muerte.  Por eso, a pesar del deseo, no podemos siempre hacer un material revelador de trama fuerte.  Sin embargo sobre el desorden que cometieron en la construcción del camino en el norte, que tiene que trazarse a lo largo de la frontera con Nicaragua, hemos informado con todo el detalle.

-  Sí, tenemos que felicitarlos por este gran éxito, en este caso TELETICA resultó a la altura.

-  Es verdad que las primeras señales del despilfarro de recursos estatales, lo dieron los propios funcionarios estatales.  Pero después, Greivin desarrolló este tema a lo largo y a lo ancho.  Día tras día viajaba al Río San Juan, chapoteaba por el barro, conversaba con los aldeanos, perseguía los gerentes esquivos de falsas “empresas de construcción” los cuales en realidad no tenían ni capital, ni tampoco equipo para el trabajo.  También hemos prestado atención al gran daño que se ha hecho a la naturaleza, especialmente al cortar los árboles de madera fina.  Pero esta historia todavía no se ha acabado, la carretera sigue en construcción con los mismos métodos desordenados, así que veremos a qué llevará todo eso.

-  ¿Qué puede decir sobre los planes de Nicaragua de construcción del canal interoceánico?

-  Por todo lo visto, parece que sí, ellos están emprendiendo la construcción de este canal.  Sin embargo existen opiniones que un canal como este es imposible de construir por el Río San Juan ya que habrá que subir masas gigantescas de agua del océano.  Pero no soy especialista en este campo así que no puedo opinar.

-  Una pregunta más, la que hace tiempo quería hacer a alguno de los periodistas costarricenses.  ¿Por qué ustedes nunca informan sobre acontecimientos importantes relacionados con Rusia y desestiman visitas de personalidades estatales importantes al país?

-  No, no, en realidad no desestimamos visitas de personalidades rusos, es que a menudo sencillamente no somos capaces de llevar a la pantalla todos los acontecimientos múltiples que pasan en un día.  Entiéndame bien: sólo tenemos siete cámaras, y cada día tengo que decidir a donde enviarlas: bien filmar un incendio en un barrio pobre que ha eliminado toda una cuadra de casas, bien una entrevista con el diputado de la Asamblea Legislativa sobre una ley recién aprobada y muy importante, bien sobre algo más igual de significativo para el país.  Por esta razón, una visita, por ejemplo, del vicecanciller de Mongolia o el Ministro de Cultura de Israel puede quedarse fuera de la borda.  No tengo nada contra Rusia, al revés, estoy muy agradecido por la oportunidad brindada de estudiar allá y obtener la profesión, ya que pasé los mejores años de mi vida en Moscú.

-  En este caso, si se presenta alguna oportunidad, nos gustaría pedirle a usted cubrir los acontecimientos importantes relacionados con Rusia en el programa de noticias, y de nombre de nuestros lectores, le deseamos muchos éxitos en su trabajo.

 

Комментариев нет:

Отправить комментарий