Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

вторник, 25 декабря 2012 г.

GAZETA # 51. Noviembre 2012. Artículo 2. EL 95° ANIVERSARIO DE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE



El 7 de noviembre (25 de octubre según el calendario viejo) – el Día de la Gran Revolución de Octubre – siempre se celebraba en la Unión Soviética como una gran fecha.  Se organizaba un desfile militar, juegos de pólvora y la gente se reunía alrededor de mesas festivas.  Las personalidades del gobierno salían con discursos alabando el moderno y democrático sistema soviético, el glorioso Partido Comunista el que llevaba el país hacia adelante, y lo principal, al gran líder V.I. Lenin, quien ha dirigido esta revolución y el establecimiento del sistema socialista en Rusia.

Después de que el sistema socialista dejó de existir en Rusia, el Día de la Revolución de Octubre ya no se considera fecha festiva, sólo una cantidad limitada de comunistas viejos sigue celebrando este día por costumbre.  Ahora , a esa revolución se le trata de “revuelta”, a Lenin, de espía de Alemania y el sistema socialista, un error dañino que costó al pueblo ruso una cantidad inmensa de víctimas y sufrimientos.

Después de haber pasado 95 años, la sociedad rusa todavía sigue discutiendo y no puede valorar y analizar sobriamente el significado de aquellos acontecimientos memorables.   ¿Fue aquella revolución para bien o para mal del pueblo?  Antes que nada tenemos que comprender el por qué Lenin llegó al poder aquel año?  Todo el año 1917 se distinguió por una increíble actividad revolucionaria de amplios sectores de la población.  Lenin tituló a este período de “situación revolucionaria”.  Pero los historiadores modernos consideran que realmente, la revolución rusa comenzó en febrero de aquel año, cuando fue derrotado el poder del Zar, y en octubre llegó a su lógica terminación.  No fue posible evitar esta revolución.  Como resultado de los tres extenuantes años de la Primera Guerra Mundial, que no tenía ningún sentido, el pueblo ruso fue llevado a la extrema, la gente ya no hacía caso a ningún poder estatal, sólo quería una cosa: el fin de esta guerra.  El Zar Nicolás II fue un hombre débil de carácter, incapaz de manejar el país en una situación como esa, lo que no pueden negar aún los monárquicos empedernidos.  Cuando en febrero el burgués democrático Gobierno Provisional llegó al poder, resultó que tampoco pudo vanagloriarse por tener liderazgo, pero lo principal, seguía insistiendo en la “guerra hasta el fin victorioso”, ya que los aliados –Inglaterra y Francia, los que financiaban este gobierno –le dictaban sus condiciones.  Solamente el partido de Lenin –El Partido Social Demócrata de los Bolcheviques– alzó las consignas precisamente aquellas que estaba deseando el pueblo: la firma inmediata de la paz, la expropiación de tierras de los grandes terratenientes y el otorgamiento de propiedades agrícolas a los campesinos.  V.I. Lenin, un líder muy fuerte, un  hombre altamente erudito, inteligente y carismático, logró atraer a su lado no solo amplios sectores de obreros y campesinos, sino también a los soldados activos del ejército.  Después de eso, conquistar el poder ya no fue nada difícil.

Como resultado de la llegada al poder del Soviet de los Comisarios Populares, fue establecido la educación y el servicio médico estatal gratuito, el día laboral de 8 horas, fue aprobado el decreto del aseguramiento de los obreros y empleados, se eliminaron los estados de la sociedad, los rangos y títulos y se estableció sólo la denominación general – los “ciudadanos de la República de Rusia”.  Fue declarada la libertad del pensamiento, la iglesia fue separada del estado y la escuela.  Las mujeres obtuvieron los derechos iguales con los hombres en todos los campos de la vida pública.  Wikipedia  Después de que terminó la intervención militar y la Guerra Civil, el Poder Soviético se ocupó de la electrificación e industrialización del país, lo que llevó a la Unión Soviética a ser uno de los países más desarrollados y modernos del mundo.

No podemos negar el hecho de que el poder de Lenin y después de Stalin, se caracterizaba por el totalitarismo e intolerancia hacia los que pensaban diferente, lo que llevó a miles y millones de víctimas entre la población civil del país.  “La revolución rusa pasó un camino trágico que terminó en la negación de sí misma –escribió el historiador Boris Kagarlitski. –Pienso que esta revolución tuvo el fracaso en la medida de que cualquier revolución fracase.  F. Engels dijo que cualquier revolución es una revolución traicionada ya que inevitablemente sobrepasa sus objetivos inmediatos y trata de resolver los problemas globales de la liberación de la humanidad.  Sin embargo, es imposible resolverlos de un solo intento”.  http://eusi.ru/lib/kagarlickij_marksizm/7.php

“Después de que se desintegró la Unión Soviética la gente se puso a pensar: ¿no sería mejor tanto para los contemporáneos como para los descendientes, que la Revolución Rusa no hubiera sucedido? – reflexiona el historiador Roy Medvedev. – Ya que, como sea, el poder del Zar fue totalmente legal, pero el régimen que lo sustituyó después del Octubre, provocó grandes dudas de su legitimidad y en general, resultó ser terrible por su “Checa” (Comisión Extraordinaria) y “GULAG” (Dirección General de Campos de Trabajo).  ¿Será posible, desde el punto de vista de una persona moderna, que al Zar lo destronaron inútilmente?  Pero en aquel entonces, hace 95 años, para la parte pensante de la sociedad rusa, el régimen del Zar fue insoportable.  Aún los demócratas Constitucionales, liberales y burgueses, estaban luchando por el cambio del poder.  No pensaban en las consecuencias, es el destino de la mayoría de los revolucionarios”.  Argumenty y Facty

Комментариев нет:

Отправить комментарий