Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

воскресенье, 3 февраля 2013 г.

GAZETA # 53. Enero 2013. Artículo 3. MANYUNIA DE ALAS LIGERAS




Masha Borovik no tenía idea a qué clase de país se iba.  La joven tenía 20 años y estaba llena de esperanza y emociones.  Y Costa Rica no la decepcionó y la recibió con cariño no sólo a ella, sino también a sus dos padres y dos hermanas.  Ahora la mayoría de los adultos de esta familia que consiste de 17 personas, tiene trabajo asegurado gracias a Masha (ahora, María Vladímirovna).  Su empresa turística “Russ-Tico Travel” recibe turistas ruso-parlantes y los lleva a conocer el país desde hace  6 años.  El sitio web de la empresa “www.russticotravel.ru” está lleno de comentarios agradables  de turistas que han visitado Costa Rica en compañía de los guías de esta empresa.

Conocemos a Masha Borovik ya hace mucho, desde aquel tiempo cuando llegó a Costa Rica en el año 1993, siguiendo a su esposo costarricense.  “Me fui a otro lado del mundo –dice Masha- en alas del amor hacia mi esposo…era muy joven.  No tenía idea adonde caería.  Después de las amplias calles de Kiev, todo me pareció pequeño, me extrañaba que las personas caminaban por las aceras uno detrás del otro y no al lado.  También era raro ver verjas en todas las ventanas y casas.   Pero me maravilló que por todos lados, donde vuelves, se ven las montañas.  La belleza de la naturaleza me hechizaba.  Me sorprendía que no hubiera agitación, el ritmo de la vida era muy diferente.  Después comprendí que ese ritmo se llama “Pura Vida”.

-  Masha, ¿cómo se acomodaron en el nuevo lugar?

-  ¡Muy bien!  Cuando llegamos a Costa Rica, nos asentamos en Barva de Heredia.  La familia de mi esposo me acogió muy bien, aprendí mucho con ellos, inclusive el idioma español.  Escribía cartas a mis papás y hermanas de manera regular y compartía mis impresiones.  Aunque las cartas duraban casi un mes en llegar.   Tenía muchas ganas de que ellos también viesen todo con sus propios ojos.

No pude estar sin hacer nada, además necesitaba de alguna manera ganar algo para vivir.  Así que comencé a coser ya que en Kiev aprendí este oficio.  Abrí una pequeña tienda-taller- la que llamé “Yalynka” (en ucraniano significa “Abeto”).  Al mismo tiempo estudiaba la misma profesión, diseño de modas.  Después nació nuestro hijo Darío.  Para ese entonces, ya mis padres y hermanas mayores también se habían venido a Costa Rica por lo que la vida se puso más alegre.  Pero en cierto momento, esta profesión me dejó de satisfacer y decidí matricularme en el IPEC para estudiar turismo, después administración de negocios y el idioma inglés.  Comprendí que el enfoque para un negocio tenía ser completo.  Además, viajé mucho por Europa, visité Alemania, España, Holanda, también fui a varios países de América Latina inclusive me asomé al África.  Eso me ayudó también a ampliar mi visión del mundo.

Pero con mi marido, nuestros caminos se separaron. Sin embargo seguimos siendo muy buenos amigos y socios.

-  ¿Antes de montar su propio negocio, usted había trabajado en algún lado como agente de turismo?

-  Por supuesto.  Al principio trabajé en unas cuantas empresas de turismo para acumular más experiencia.  Pero un día se me ocurrió una idea muy simple: ¿por qué no usar en mi trabajo el dominio del idioma ruso?  Es ahí cuando comenzó la nueva etapa de mi actividad profesional.

-  ¿Era difícil registrar una empresa propia?

-  No, registrarla no fue difícil, pero sí, desarrollar el negocio.  En aquellos tiempos, el turismo de los países de la ex Unión Soviética a Costa Rica tenía desarrollo muy débil, sólo unas cuantas personas llegaban a este país tan lejano y desconocido para ellos.

Me puse a entablar contactos con empresas de turismo de habla rusa de varios países del mundo por medio del Internet, y después me fui a conocer mis posibles socios en persona y contarles sobre la bella de Costa Rica.  ¡Me creyeron y me confiaron sus clientes!  Las palabras de agradecimiento que me expresaron los primeros clientes, sustentaban mi seguridad en el trabajo y me daban fuerzas para seguir la causa que he comenzado.

Todo tuve que hacer yo misma: ocuparme del mercadeo, la reserva de boletos aéreos y hoteles, tramitar los pagos, escribir centenas de cartas.  Estaba sentada en la computadora de  19 a 20 horas al día.  Fueron tiempos muy duros, y tampoco vi ganancias al principio.  Conté y agradezco a mis padres que me ayudaron con el cuido y educación de mi hijo.  Además, me ayudó mucho Leonid Kozmín, el que creó y administró el sitio web PuraVida.ru.  Nos hemos conocido de manera virtual porque a los dos nos unió el amor hacia Costa Rica.  Es un hombre totalmente desinteresado.  Es un gran AMIGO!  Él fue quien me hizo el sitio de la empresa, www.russticotravel.ru. 

Gracias a mi trabajo, conocí a un hombre maravilloso.  Un lindo día, cuando me fui con turistas a la Península de Osa, conocí a un piloto y dueño del avión ultraligero Georg Kiechle, alemán por nacionalidad quien vivía en Costa Rica desde hacía muchos años.  Los sentimientos y relaciones de amistad se transformaron en algo más serio, y ya van casi tres años de que somos cónyuges.  Así comenzó la nueva etapa de mi vida.  Vivimos en Bahía Ballena de Osa, ahí mismo está nuestra oficina en común.  Mi hijo Darío que ya tiene 13 años, también está con nosotros.  Estudia en el colegio local y ya empieza a ayudarme en el negocio con algunas ideas y hasta responde las llamadas.

-  ¿Y cómo van las cosas con su empresa ahora?

-  Nuestra empresa ya tiene 6 años, el trabajo está organizado.  Nuestro nombre se está estabilizando y ya nos conocen bien en diferentes países.  Los turistas nos contactan directamente o a través de nuestros colaboradores, operadores de turismo.  Tenemos cuatro guías que trabajan permanentemente para nosotros, todos tienen la licencia del Instituto Costarricense de Turismo.  Participamos anualmente en exposiciones internacionales de turismo que se llevan a cabo en diferentes ciudades de Rusia y Ucrania, con el stand “Costa Rica – Russ-Tico Travel”.   En nuestro puesto muchas veces aparecen nuestros antiguos clientes para saludarnos y recordar los momentos agradables que han pasado en Costa Rica. ¡Es muy conmovedor!

En los últimos años, una parte de mis familiares comenzaron a trabajar con nosotros: el esposo de mi hermana mayor, Vladímir, lleva turistas por el país en su bus de 12 pasajeros, la hermana mayor Katia es la contadora, los sobrinos Yaroslav y Sviatoslav son guías; y Yaroslav en tiempo libre de excursiones también trabaja en la oficina.  La esposa de Sviatoslav Rebeca se especializa en el mercadeo, mi mamá es la autora de la mayoría de artículos sobre Costa Rica que publicamos en nuestros sitios web y también en algunas revistas rusas de turismo.  Cuando más gente ayuda, el trabajo se hace más fácil.  Yo personalmente ahora por lo general me ocupo de cartas e importantes cálculos.  Creo que uno puede lograr de todo en la vida, pero hay que aplicar mucha persistencia, paciencia y trabajo.

Además de turistas de Rusia y Ucrania, también viene gente de Letonia, Lituania, Estonia, Bielorrusia, Uzbekistán,  Kazajistán, nuestros compatriotas de los Estados Unidos y Canadá. A veces vienen grupos grandes de hasta 60 personas.  Por supuesto, entre los turistas hay gente diferente, inclusive la que se permite tratar con menosprecio todo lo que le rodea, pero por suerte, no es mucha.  Lo que me inspira más, es que algunos, a pesar de los miles de kilómetros, a veces regresan por aquí por segunda y por tercera vez, realmente enamorados de Costa Rica.  Así se llama la página en Facebook que abrí en lengua rusa: “Влюбленные в Коста-Рику” (enamorados de Costa Rica).  Y siempre está llena de comentarios arrebatados y fotografías multicolores de los que han venido por aquí y sueñan por venir otra vez, ya que en ninguna parte, como consideran los viajeros, uno puede ver las puestas del sol tan increíblemente coloridas como  en Costa Rica.   Y en Punta Uvita, donde vivimos, tengo el placer de observar esta belleza en toda extensión, sin que la tapen las casas. Son sólo montañas, el océano, las olas y el cielo…

-  Ahora cuente un poco sobre Georg.

-  ¡Para contar sobre Georg necesitaremos toda una edición especial del periódico (sonríe)!!!  Su historia es muy interesante y llena de increíbles acontecimientos.  Pero en palabras breves, les cuento: Georg nació en una aldea en las Alpes en el sur de Alemania, en la frontera con Suiza y Austria.  Es hijo de campesinos (uno de los cuatro), desde niño conoció el trabajo de verdad y la lucha por sobrevivir.

Para poder estudiar, tenía que trabajar primero, pero no le asustó, sino lo motivó aún más.  Después de haberse graduado de la universidad de Múnich como diseñador y constructor de medios de transporte aéreos y cósmicos, trabajó en Japón como ingeniero jefe en la Compañía Suzuki, visitó Rusia donde en el año 1976 estudió en un curso de la “Separación de metales” en la ciudad de Omsk.  Después lo invitaron trabajar en Bolivia como especialista único de Europa Occidental en la tecnología de separación de metales con patente soviética.  Después de algún tiempo le ofrecieron trabajo en la Unión Europea en el campo de ls cooperación técnica y financiera con los países de América Latina, lo que lo obligó visitar diferentes países de esta y Europa.  En 1996 Georg recibió un nombramiento para trabajar en Rusia realizando un proyecto más de la Unión Europea.  Ya tenía el boleto aéreo y las maletas hechas, pero un sentimiento confuso no lo dejaba en paz y cuando ya estaba en el aeropuerto de Lima, sencillamente no abordó el avión.  A la semana,  en uno de los restaurantes de Moscú fueron asesinados su compañero de trabajo y el jefe con los que él “tenía que haber estado” en ese momento si hubiera viajado a Rusia.  Cayeron por casualidad en uno de los “juicios” de los gángsteres que eran frecuentes en los años 90.  El ejemplo de Georg nos dice que es necesario prestar atención a sus sentimientos y puede ser útil para muchos.

En el mismo año  de 1996 cambió su vida y se asentó en Costa Rica, en el pueblo de Uvita, donde montó la primera línea aérea comercial de ultraligeros en el país.  Su primer avión marca Challenger llegó a Costa Rica en piezas, y él mismo lo ensambló en el lugar.   Este pequeño aparato de color naranja encendido eleva un piloto y un pasajero.  Uno conoce el país desde las alturas a vuelo de pájaro al sobrevolar el Parque Nacional Manuel Antonio, la Península de Osa, el Parque Nacional Corcovado.   Un vuelo de 20 minutos cuesta $ 110 y uno de 30 minutos, $ 140.  En total, junto a su socio , ahora tiene cuatro aviones.  A finales del 2011 compró el último avión acuático de Rusia, en la ciudad de Samara, con capacidad de dos pasajeros, al que ha nombrado “Manyunia”, como usted entiende, en honor mío.   Ahora está terminando de ensamblar el segundo motor.  Muy pronto nuestros turistas podrán volar en parejas y ¡hasta casarse en el aire!  Es nuestro propósito para “Manyunia”.

-  Entonces, ¿sus dos empresas turísticas ahora trabajan juntos?
 
-  Sí, nos complementamos uno al otro.  Georg me ayuda a buscar turistas en los países europeos y yo le presto clientes para los vuelos.  ¡Todos se quedan muy satisfechos!  Una viajera así describió sus impresiones en el sitio “Pura vida”: “La sensación de libertad me embriagaba.  Las plantaciones de palma africana que se extendían en muchos kilómetros, las bandadas de aves, los ríos cortando la densa selva con sus arabescos complicados, y la línea interminable de la costa oceánica, se presentaron ante mis ojos”.  http://puravida.ru  Y otra turista, una cirujana plástica de los EE.UU., nombró a Georg  como su colega porque, al igual que un cirujano, “embellece las caras de personas con una linda sonrisa”.  Por lo menos, ¡mi cara ya ha embellecido con una sonrisa feliz, y espero que para siempre!


Maria y su sobrino Yaroslav

 Maria en la exporición en Rusia

 Maria con turistas



Комментариев нет:

Отправить комментарий