Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

понедельник, 5 мая 2014 г.

GAZETA 67. Abril 2014. Articulo 2. Rusia en el Festival Internacional de las Artes


En Costa Rica, por tradición, cada dos años se realiza el Festival Internacional de las Artes (FIA).  En el mismo participan tanto artistas de diferentes géneros como pintores y escultores.  Este año, en el Festival N° 14, que tuvo lugar del 3 a 13 de abril, Rusia fue el país invitado de honor.  Para nosotros, los compatriotas que vivimos en Costa Rica, la oportunidad de asistir a los conciertos de artistas rusos de nivel tan alto, nos produjo un gran júbilo.

En la inauguración del Festival el 2 de abril en el Teatro Nacional, se presentaron dos pianistas costarricenses: Daniel Chen de 10 años y Josué González, estudiante del Conservatorio de Moscú.  Este teatro, que es un orgullo de los costarricenses, se construyó en el año 1897 y es famoso por sus lujosos acabados y excelente acústica.  Una sorpresa agradable de la noche fue el homenaje para el profesor de los jóvenes pianistas, nuestro compatriota, director del Instituto Superior de Artes Alexander Sklutovsky que ha enseñado a centenares de excelentes pianistas en Costa Rica.  “Nadie mejor que él ha logrado hermanar a nuestros países”, consideró el ministro de Cultura y Juventud, Manuel Obregón.  Durante los días de Festival, el precio de entrada era simbólico en el Teatro Nacional, lo que fue aprovechado con gran alegría por costarricenses y compatriotas rusos.

Al día siguiente ahí se llevó a cabo el primer concierto del Festival en el cual se presentaron cuatro cantantes jóvenes de los Teatros Bolshoi y Mariinsky con el acompañamiento de la Orquestra Sinfónica Nacional de Costa Rica bajo la dirección del director ruso Alim Shakhmametiev.  Interpretaron arias de las óperas de Chaikovsky, Rimsky Kórsakov y Dvorák y también obras de Mozart, Puccini, Bach, Rossini y Offenbach. El crítico de música Jordi Antich, egresado del Conservatorio de Moscú, destacó a la excelente mezzosoprano Olesya Petrova, el suave tenor de Sergey Semishkur, el bello barítono de Igor Golovatenko y el  delicado soprano de Gelena Gaskárova.  El 4 de abril, otro concierto similar se realizó en la Basílica de los Ángeles en Cartago.  La Nación

Una verdadera sensación causó el grupo instrumental de San Petersburgo “Bis Quit” que dio tres conciertos gratuitos en el parque capitalino La Sabana y en la sala de exposiciones de la Antigua Aduana.  La fogosa música nacional rusa -en interpretación original del grupo- atrajo a miles de espectadores que aplaudían con entusiasmo, gritando  y silbando.  La mayoría de los costarricenses por primera vez conocieron las melodías y los ritmos rusos.  Especialmente les gustaron las poderosas voces de los artistas del teatro Mariinsky Karina Chepurnova y Alexander Trofimov que se presentaron junto con el grupo.  “Kalinka”, “Katiusha”, “Valenki” y otras canciones conocidas se interpretaron en estilo moderno, donde el antiguo folklore se mezclaba con Jazz y música electrónica.  El conjunto también presentó un impresionante potpurrí de su propia composición compuesto por canciones conocidas, arias y melodías.

Los últimos dos días del Festival, el público pudo presenciar el espectáculo del famoso coro Pyatnitsky que dio dos conciertos en el Teatro Melico Salazar.  El repertorio incluía canciones típicas rusas y bailes de diferentes regiones de Rusia.  Costarricenses de todas las edades recibieron con entusiasmo el arte nuevo para ellos y valoraron altamente las cualidades vocalistas y dancísticas del conjunto.  Especialmente para Costa Rica, el coro preparó una canción humorista “Zancudo con dengue”: “No me pica, zancudo” – cantaban los muchachos rusos articulando palabras en español bastante bien.  “Hace tiempo no he escuchado esta canción! ¿De dónde la sacaron? Que buena selección!” – dijo un josefino con gran alegría.  Además de los artistas rusos, en el Festival intervinieron los actores de la república hermana de Ucrania: el Teatro “Bellas Flores” de Kharkov presentó su divertido espectáculo “Fat”.

La clausura del Festival reunió un número récord de espectadores y tuvo lugar tarde por la noche el domingo 13 de abril.  Fue un espectáculo vistoso e inolvidable: un fuego de pólvora y el show de danza del grupo irlandés “Fidget Feet” en el cual los artistas “volaban” a una altura de 5 pisos con los sonidos extraterrestres de la música celta.  El Festival Internacional de las Artes en Costa Rica es una excelente oportunidad para el pueblo costarricense pasar bien el tiempo para su provecho y disfrutar diferentes espectáculos.  Además, es un embajador de la paz y comprensión mutua entre los pueblos y del enriquecimiento de culturas de diferentes pueblos.  La participación de artistas rusos este año elevó significativamente el nivel artístico del Festival lo que notaron todos los espectadores y críticos.  http://www.festivaldelasartes.go.cr/

Al servicio de los artistas rusos trabajaron cinco de nuestras compatriotas: Nina Vóronova, Nadya Gríshina, Natalia Gaifudínova, Tatiana Kolomiets y Oxana Yatsina, las que voluntariamente (sin salario, ya que solo recibían los viáticos, como compensación por sus gastos de transporte y alimentación) acompañaban a los artistas, vigilaban su seguridad, traducían las entrevistas con periodistas costarricenses y otras conversaciones cotidianas, les daban consejos dónde mejor almorzar e ir de compras, en el último momento les ayudaban conseguir ciertas cosas que les faltaban  para el equipo escénico y hasta les curaban las enfermedades.  “Soy enfermera –contó Nina- y más de una vez tuve que curar artistas ya con un ataque de alergia, ya con problemas estomacales.  Cuando se enfermó el acordeonista del grupo “Bis Quit” me tocó quedarme a dormir en el hotel para estar a la par suya.  Llamaron a la Cruz Roja, pero por dicha no hubo que  hospitalizarle”.   “Tanto los cantantes de ópera como los músicos de otros conjuntos, resultaron unos muchachos muy lindos y amables, accesibles y con una excelente organización” – notó Natalia.  “Cuando en el ensayo escuché el aria de la ópera “Evgeniy Oneguin” que conocía desde niña, en la interpretación maravillosa de uno de los cantantes del Teatro Mariinsky, sentí un hormigueo en la piel y de mis ojos salieron chorros de lágrimas” – compartió sus impresiones Nadya.  Debido a su agenda, muy apretada,  de conciertos y por ende, la falta de tiempo (algunos vinieron sólo por dos días), los artistas no pudieron conocer el país.  Por invitación de la embajada de Rusia en Costa Rica, algunos de ellos lograron ir a la playa.  

Había algunos aspectos negativos que por dicha, quedaron fuera de percepción de los espectadores.  Se señaló un trato indebido, brusco e irrespetuoso por parte de la productora rusa del Festival Alexandra Lukiná, tanto con los compatriotas acompañantes como con el personal costarricense, que por cualquier causa todo el tiempo armaba escándalos.  Además, ocurrió un incidente desagradable en el hotel de 5 estrellas "Aurola":  “Acababa de dejar mi celular en la mesita del salón y al minuto había desaparecido! Llamamos a su  número y mi teléfono contestó en el bolsillo de una de las mucamas del hotel –contó un artista del grupo “Bis Quit”-.  Corrimos tras ella, pero se escapó y bajó al sótano.  Nos quejamos con la administración, Natalia hasta trataba de convencer a la muchacha con cariño, que entregara el teléfono por una recompensa, todo fue en vano”.  La embajada presentó una demanda contra el hotel.  También la aerolínea tuvo fallas; se desperdiciaron muchas idas y venidas de  los administradores y los ayudantes al aeropuerto, pero nunca lograron obtener la pieza del equipaje que se extravió, y contenía las decoraciones del Teatro Mariinsky.

   Pero a pesar de todo eso, las actuaciones de los artistas rusos en el Festival fueron un gran éxito.  “La realización de actividades de este tipo, sin duda alguna, favorece el acercamiento de nuestros países, el desarrollo del diálogo constructivo y una buena colaboración.  Es evidente que el Festival del 2014 abrirá nuevas oportunidades para la cooperación cultural, política y económica entre Rusia y Costa Rica”, dice el sitio web “Gallerix”. 





 Nadya Grishina y cantante Sergey Semishkur.  Foto: Nadya

Foto: Nadya Grishina



Комментариев нет:

Отправить комментарий