Газета русской общины в Коста-Рике - Periódico de la comunidad rusa en Costa Rica

На этих страницах вы можете почитать много интересных и познавательных статей об этой замечательной маленькой стране - Коста-Рике - и о жизни здесь наших людей.

En estas páginas ustedes pueden leer muchos interesantes artículos sobre la gente rusa en Costa Rica y las noticias de Rusia.

среда, 21 мая 2014 г.

GAZETA 68. Mayo 2014. Artículo 1. Aniversario de la Gran Victoria

Foto: Elena Koroleva

El pasado 9 de mayo, compatriotas y costarricenses egresados de Rusia, como es  tradición, se reunieron en el parque Morazán de San José para celebrar el Día de la Victoria y depositar flores en  la placa conmemorativa instalada en 1975 por la Municipalidad de San José en honor a los héroes caídos en la lucha contra los nazi-fascistas durante la Segunda Guerra Mundial y en la placa instalada en honor al 70° aniversario de la batalla de Moscú instalada en 2011 por la delegación de la Duma de la Ciudad de Moscú.

Esta vez, el homenaje fue especialmente emocionante. A propuesta de nuestro compatriota el Dr. Sergey Krutkó, los presentes se unieron a la acción patriótica “Regimiento inmortal” que se ha realizado en las ciudades de Rusia.  Muchos sostenían en sus manos retratos de sus familiares que participaron en la Gran Guerra Patria.  El embajador de la Federación Rusa Alexander Dogádin inició el acto solemne.  Enfatizó el gran significado del desfile militar de este año en la Plaza Roja de Moscú y en Crimea ya que, según él, “Rusia ahora está forzada a demostrar a todo el mundo que tiene con qué defenderse”.  Hugo Cascante intervino de parte de los egresados de Rusia y dijo que el conocimiento de la historia del pueblo ruso y de su lucha por la libertad, enseñó a los estudiantes, qué es humanismo y solidaridad entre los pueblos.  Nuestra compatriota Dilbar Usmánova mostró las órdenes y medallas de su padre y relató en parte la participación de este en la Gran Guerra Patria y cómo uno de los galardones lo recibió aquí, en Costa Rica.  Iryna Borovyk - editora de la GAZETA RUSA- propuso honrar la memoria de todos los caídos en los campos de batalla y en los últimos acontecimientos en Ucrania, con un minuto de silencio.  Al final todos los presentes al unísono cantaron la canción “Tome tu capote y vamos para la casa” de la película “Desde el amanecer hasta el anochecer” del poeta B. Okudzhava y del compositor V. Levashov.

   El día siguiente, el 10 de mayo, en la Casa del Artista en San José fue inaugurada la exposición de fotografías de los años de la guerra organizada por la Fundación “Ciudades Hermanas” y tuvo lugar el concierto bajo la lema “Recordando la guerra, celebramos la paz!” con la participación del Teatro Ruso en Latinoamérica “Art-Balagán”.  Dentro el programa musical, muy oportunas fueron las poesías interpretadas por Marina Golubovich y Sergey Krutkó, las que unieron las memorias de la guerra con los acontecimientos del presente.  “Se me inundaron los ojos de lágrimas y se estremeció mi corazón! Así me sentí el pasado 10 de mayo, mientras disfrutaba del concierto debido a la celebración del Día de la Victoria de Rusia, en el Centro Cultural del Este en Guadalupe –contó Rebeca Medina, esposa de nuestro compatriota Svyatoslav Belov.- A pesar de no entender mucho el idioma ruso, con las introducciones en español que daban los artistas antes de cada canción, más la ayuda de Svyat, podía entender cada una de las canciones,  “la representación o actuación de los cantores también me ayudaron a comprender” expresó.  Lo que más me conmovió fue ver impresa la tristeza en los ojos de mi esposo, que a pesar de que se vino muy pequeño dejando atrás su patria, tiene muy presente todo lo vivido en esa Segunda Guerra Mundial, unido a las historias que le ha contado su abuelo, de cómo perdió a todos sus hermanos en esa conflicto; esos recuerdos movidos por la música enrojecieron sus ojos a punto de llorar y podía sentir su dolor…mucho dolor, se me hacía un nudo en la garganta de sólo pensar en todas las familias rotas, separadas por la guerra, por el dolor, viviendo un terrible infierno, momentos para jamás recordar. Mujeres esperando a sus esposos o novios al terminar la guerra, y saber que no estaban seguras si iban a regresar vivos… Madres esperando a sus hijos, hijos esperando a su padre… Mucho dolor! Un dolor incomparable, un dolor que no he vivido y espero nunca vivirlo”.  “Muchas gracias por tan cálida bienvenida y un concierto emocionante e interesante”, escribió Nina Vóronova al expresar su agradecimiento a los organizadores e intérpretes, Marta Rein, Dmitri Ordanski y Ustin Skripachov. 

 Foto: Rebeca Medina


Foto: Sergey Krutko


Комментариев нет:

Отправить комментарий